jueves, septiembre 15, 2005

Catálogos

Tengo otro vicio: Me encantan los catálogos. Me pirran. Todos. Los de ferreteria, los del VENCA, los del Carrefour, los del Corte Inglés. Y el padre de todos los catálogos: el del IKEA: Hoy ha llegado.

Uno de los momentos de máxima felicidad cotidiana es este: llegar a casa, abrir el buzón y encontrar el catálogo del IKEA.

Subo en el ascensor hojeándolo como buenamente puedo, haciendo equilibrios con las llaves, las bolsas de la compra, el bolso y todas las xorradas que llegamos a llevar colgadas de las extremidades superiores las mujeres.

Abro como puedo, lo suelto todo por ahí como un tío (perdón), cierro la puerta de un taconazo y me lanzo sobre el sofá, pies sobre la mesilla de centro, catálogo en las piernas: nostoy. Que si la cama Mörkedal, que si el sofá Tomelilla, que si la mesa Liatorp. Los cojines, las fundas nórdicas, los vasos, las lámparas, las cortinas. Esa manía de usar los muebles de cocina como cama y las camas como armarios y los armarios como mesas y todo como asientos. Me encanta.

Viva el catálogo del IKEA. Forever. Voy a servirme un vasito wine para felisidad completa.

Parezco simple, lo soy. Mira. Me gusta. Me ha alegrao el día.

17 comentarios:

casta dijo...

Yo tambieb, y quiero una cómoda del Ikea que va bien con mi dormitorio!

tenblog dijo...

yo quiero unos muebles pa la cocina que he visto prrrrreccccioooosossss

Hans dijo...

Los que vivimos en provincias no podemos acceder de modo tan simple a los placeres del IKEA, ni por tanto a sus catálogos. Supongo que si echas una tarjetita en un buzón en los centros de IKEA o asín, te lo mandan a casa, pero cuando voy siempre se me olvida. Y me pierdo el placer que Xurri detalla hoy. Afortundamente van a abrir uno aquí pronto... entonces lo que necesitaré es otra casa que llenar :-D. Juerl...
BTW, Xurri, qué vino bebes en una tesitura como la que nos ocupa?

Hanna B dijo...

y yo que estuve a punto de comprarlo en un kiosko... -lo anuncian en la radio-
llevo días con mono de ikea, necesito redecorar mi casa ya! suerte que próximamente tengo de nuevo al ex en casa, que me hace de chofer, porque sin coche no se puede ir al ikea...

Xurri dijo...

Yo encuentro que el catálogo del IKEA es como una biblia de decoración, llámame ignorante, pero es que esos colores de pared y suelo que si no te fijas no te das cuen que lo son todo, esa repetición de tríadas de objetos. Fabuloso, esa deconstrucción del mobiliario multiuso... en realidad todo son cajas, y cosas puestas tres veces en fuga de perspectiva simple. Less is more, more is less. Me rindo al encanto del catálogo. Hasta me lleva al atiborrado IKEA de vez en cuando, con soluciones predeterminadas válidas sobre plano. Entonces es cuando te falta una de las 12 piezas, que no está en stock y no, no sabemos cuando la tendremos, vuélvete a pasar. Por otra parte, alguna ha intentado comprarse una estantería de 4 metros sin ayuda masculina? Es imposible llevarla hasta caja, y no te ayudan. Fomentan el ligoteo pasillil.
Eso y redecorar tu vida: sucedáneo de lifting/liposucción/peluquería, y sin anestesia, mucho mejor un juego sábanas, va usted a parar.
BTW, probablemente lo suyo para el catálogo sea un vasito mistela -si hace frío- o si hace calor un penedés tinto ligerito con casera. A cada cosa lo suyo, Hans.

Hans dijo...

Como dirían por ahí (en la blogosfera, quiero decir. Mis amigos en el mundo real no dicen esas cosas...), superafavor de los vinos catalanes. Sin gaseosa, eso sí. A la gaseosa, en esta casa, se le llama "el lenitivo", pues sólo se aplica a mis experimentos; me pego la vida haciendo experimentos en casa, de los cuales algunos -he de reconocerlo- salen frustrados: "Vas a probar un tinto de Sebastopol a base de Mourvèdre y Shirah que me ha recomendado X, que te va a encantar, Oh, mi Reina". La Reina mira con escepticismo. Descorcho. Sirvo sendas copas de borgoña. Ella cata. Breve silencio. Dice "Lenitivo, por favor". Y se jodió la autoestima del soi-dissant enósofo. Un poner. :-D

Hanna B dijo...

x cierto, olvidaste mencionar el catálogo de la redoute, ese si que es la biblia de la temporada!
ademas, hoy he recibido mi primer pedido, con regalitos, vales y un jersey muy chulo. y sin moverme de mi casaaaaa!!!!!

Xurri dijo...

La redoute, sierto, pero es que ese no lo recibo...hummm..tendré que pedirlo.
No dan bonos por traer amigas, como el venca?? ofresco mi solicitud publicamente para que a alguien le regalen un bolso!

Lenitivo...juaas!!! Me encanta la pose de tu amada!!!
Ben trobat, que decimos por aquí. Mira, a alguien más le gustan los medios para mitigar los sufrimientos del ánimo: http://eduardoallende.blogspot.com/2005/07/propendiendo-hacia-el-lirismo.html
(es que he tenido que buscar qué significa..isnoransia pura y dura)

Txakoté dijo...

Vaya, está claro, no nos engañas: seguro tu género es el femenino!!
;-)

Bueno, seguro sabrás perdonar la insensibilidad que compartimos los del género contrario (mejor complementario??) por no coincidir con tal índole de ilusión, pero es que creo que los hombres venimos de otro planeta distinto (redundancia...).

En mi caso, debo confesar que quizás a mi parte 'femenina' le apetezca ver cosas de casa de vez en cuando, pero ilusión, lo que se dice ilusión de catálogos va ser que no (como en el anuncio). Nada, que me alegro que lo disfrutes.

Por cierto, que espero que recibas otros documentos afines correspondientemente ilustrados de fotos, referencias y precios… una vez al año que salen los catálogos es que más bien debe saber a poco.

Creo que yo también debería hacer un examen de consciencia para explorar mis ilusiones y 'debilidades', seguro que también a vosotras os podrían sonar a 'de otro planeta'.

Prospero y largo catálogo!!
;-*

Hanna B dijo...

escolti.. pues si! tengo un maravilloso bono con regalitos para mí y para esa futura amiga... urge reunión tuperware para proceder a la captación de nuevos miembros la redoute :) quan vulguis!

Xurri dijo...

Hanna, te llegó un mail mio a tu dirección de contacto de blogger?
Si no, mándame tu uno a la mía (en el profile: a mi si me llegan), para intercambio tupperware desanonimizado.
Si quieres, claro. En tu derecho a seguir siendo un nick: este es el juego, en teoría.

Txacoté, no te gustan ni los de ferretería? tenía entendido que a los hombres os chiflan... me encantaría saber qué debilidades tiene un primer oficial de la flota interestelar, aunque sea nativo del planeta tierra.

Hanna B dijo...

xurri, mail recibido y contestado. no recibiste mi respuesta? usé el "reply"
en tu profile no encuentrrro tu direcsión. sere torpe, pero no.
btw, today at shalimar, were you there?

Luc dijo...

Jo, a mí nunca me llega este famoso catálogo. ¿Cuál es el secreto? Por otro lado, ya tengo todo el piso amueblado (mezcla Ikea/Habitat), así que tampoco no necesito comprar mucho más.

Xurri dijo...

Jo, Hanna, lo siento, es verdad que en mi profile no sale el mail... y en el tuyo sí... creí que lo había activado, pero al final me debió poder el miedo al spam y la celosidad de lo trazable de la identidad...errr...
Lo chungo es que no he reciido nada tuyo. Te mando otro correito, ahora que se que te llegan, con todos los datos.
By the way, hoy no he ido al Shalimar, pero me gusta ir (desde hace más de 10 años).
Lovely vegetable pulao. Superb dal. I love cobra.
Buen sitio para un tupper-meeting.

Xurri dijo...

Luc, los reparten a domicilio de gratis en algunso barrios, como el de mi madre, pero a mi es el primer año que me llega al buzón (se ve que mi barrio gastaba menos y ahora, pues debe ser más rentable... (?). La pasión es tal que en casa de mi madre los vecinos se lo roban los unos a los otros, así que hay que ir atento a que no te lo quiten de tu buzón... hay k ver, como hay que verse.

De todos modos tengo dos, porque mi madre me ha pasado el suyo (no, no es robado!).
Para una urgencia, ya sabes. Aunque tengas el piso lleno, uno nunca sabe cuando va a tener la necesidad imperiosa y urgente de redecorar su vida.

Dicarlo dijo...

Buff!! Me encanta el catálogo, y me encanta IKEA, pero por suerte redecore mi vida hace solo 8 meses.
Este año me lo tomo sabático y no lo pienso pisar... aunque pensándolo mejor, creo que necesito...porqué!!! necesito esas cajas para poner algún trasto y convertirlo en recuerdo.
Viva la sensibilidad femenina!

Xurri dijo...

Qué, calamar, para cuando una orgía-fashion-consumista en el Ikea??? (de las de dejar la targeta temblando...)