viernes, septiembre 30, 2005

Mi Ken va de compras

Don Xurri hoy por fín ha concedido graciosamente (con un breve grrr) que el estado de su vestuario era deplorable.

Creo que algún comentario al respecto le ha tocado la fibra textil y se ha dejado llevar a rastras a comprar ropa.

Puesto que es hombre de costumbres, que viste a piñon fijo (tejanos y polo, polo y tejanos, azul y azul, azul y negro, negro y azul) y que ODIA ir de compras, el primer impulso ha sido acercarnos a un gran comercio y que allí en 10 minutos reprodujera de nuevo su vestuario entero, pero nuevo y sin rotos.

Pero yendo hacia el metro – a una hora en la que los bares de copas están cerrados y las tiendas están abiertas- hemos ido parando en diversos comercios de barrio donde no sólo ha encontrado sus “must”, sino que se ha aventurado con dos pequeñas variaciones de estilo, azules y negras pero de hechura algo distinta.

Certificado: VIVA EL COMERCIO DE BARRIO

Y certificado: en las tiendas de vaqueros hay dependientas jóvenes y bellas y muy dicharacheras, y en las de ropa de hombre algo más cara, agradables dependientes amanerados.
Las primeras le han colocao 3 pares de pantalones y le han dejado encargaos otros 2, ahí es poco. Los últimos nada: le prueban cosas modernillas y me lo asustan, solo un pantalón.
En otra tienda de desempate un chico jovial y sin ademanes nos ha colocao 3 polos y uno encargado, y de rebote una camiseta modernilla.

Octubre Rojo: objetivo cumplido.

Mi Ken luce flamante, tengo 10 dobladillos en lista de espera y la targeta aún tiembla.

(Apréciese mi contención omitiendo cualquier velada crítica en la línea del tópico machista por el que se supone que los hombres necesitan a) que les compren la ropa b) que se la cosan c)que se la laven d) que se la planchen y guarden e) que les recuerden que deben cambiársela periódicamente f) su completo desinterés por la apariencia. Tengo motivos para creer que no es un mal universal, ni exclusivo de varones. Asumo que lo de Don Xurri también podría pasarme a mi, sin ir más lejos)

7 comentarios:

Alfredito dijo...

¡Qué guapo "ta quedao" el xurri!

tatxe dijo...

Ir de compras es un castigo devino. Los dependientes mienten y te dicen que todo te queda bien. Todo lo que te gusta no está disponible en tu tamaño, hay colas para todo, la ropa es incómoda... arfff es un trauma de la vida. Y eso no lo digo yo solamente.

Hanna B dijo...

ah! ya quisiera yo la sencillez de tu ken. en un ratito conseguir las prendas de la temporada, suena tan bien... porqué no me conformaré yo con vestir de negro y azul?

Hans dijo...

Sielos... ¿Cómo he podido crearme otro enemigo eterno sin ni tan siquiera cruzar una palabra con él? Mr. Xurri, no quería yo influir en la soberanía interna de los cónyuges de blogonauta ... Y, ya puestos ¿qué ha comprado Xurri's Husband -aparte de varios faiv-ou-uans, clear? :-D

Anónimo dijo...

jujujujujuju...
a borrar, serás bobablog!

denke dijo...

Se agradece el post anti-topic jeje
Gracias a deu las cosas van cambiando, los hombres, y nuestra imagen (ESPERO)

Mr.Xurri(lo_prometo) dijo...

Hola a todos! Lo creáis o no soy Mr Xurri, es decir, el susodicho de la dueña de del Blog. Y sí!... me cuesta hoorrooores ir de compra, más cuando miro el armario y veo ropa... Pienso: Jodo (perdón x palabrota) si ya tengo ropa!

Pero claro luego piensas, si te gustan monas, porque nosotros no nos ponemos monos para ellas?

Es justo. Aunque no hace faltar llegar a extremos tales como el de dudar nuestra herencia cromosómica XY y su indudable impacto conductual (ale!, machotes...? o quizás es todo ambiental), un poquillo de la humanidad XX sí que tendríamos que aprender! En síntesis, que aunque no me guste ni un gramo ir de compras, les debemos alguna cosa, no?

Hans: perdón por la tardanza, pero es que no soy muy blogero y semana loca he tenido. NO, por supuesto que no me enfado. Lo único que por vergüenza interna no te voy a detallar la lista (fueron BASTANTES PANTALONES Y POLOS...).

Saludos, Blogeros! ;-)