jueves, octubre 06, 2005

Pasta con berenjenas y tomate

Tema sencillito y poco polémico: una de pasta.
Se cortan las berenjenas en dados pequeños, con piel. Una y media bastan para 3. También el tomate, uno normalito por persona.

En una sartén con muy poco aceite se doran las berenjenas hasta que empiezan a tostarse. Un poco de sal, y orégano (no tenía albahaca fresca), y pimienta. Se reservan.

Mientras, la pasta cocida con aceite (testimonial) y sal. En este caso los macarrones van muy bien, los Barilla en particular hacen que no añores la pasta fresca.

En la sartén de las berenjenas, un poco más de aceite y el agua de cortar el tomate un minutillo escaso, sin que se haga apenas. Luego los dados del tomate, otro minutillo -solo calentar-, luego las berenjenas y por último encima la pasta. Sal y pimienta finales.

Al servir, parmesano rayado sobre el plato y aceite picante para quien quiera. Un viña sol (lo que queda de él después de cocinar, hips!), puestos a no beber tinto.

9 comentarios:

Xurri dijo...

Es que hoy no quiero líos.
Me pilla cansada, un poco de paz y buenos alimentos.

Albert dijo...

Doncs res, a disfrutar-ho! Bona nit.

Hanna B dijo...

que requeteboooo! gràcies per la recepta, jo feia una cosa inventiva similar que no estava malament, provaré la teva el cap de setmana!

Alfredito dijo...

Gracias, Xurri, genial. La probaré yo también el sábado al mediodía (me dia comunidad cibernauta comiendo tu receta, qué audiencia, nena, ni el Arguiñano). Si no te molesta, yo añadiré una guindillita y cambiaré de vino, quizás un Pago de los Capellanes, por ejemplo. Ah, me encanta cocinar y ya os pondré en mi blog uno de mis "inventos" (es purita envidia, Xurri, yo también quiero ser famoso).
Un beso, guapísima.

Hans dijo...

Muy bien, muy bien, Xurri. Creo que me estás tentando: voy a empezar yo también a colgar mis recetas existosas.

Los dos vinos que citáis me gustan, por cierto, aunque sea más de tinto.

Ah, btw: de los j(g)ilipollas, pasando, no dejes que te afecten.

Luc dijo...

He leído la receta cinco veces y sigo sin entenderla. Sobre todo la frase "En la sartén de las berenjenas, un poco más de aceite y el agua de cortar el tomate un minutillo escaso, sin que se haga apenas." ¿En aquel momento sólo hay aceite y agua en la sartén? Tampoco no tengo claro si hay que echar la salsa sobre la pasta o al revés. Gracias por aclarar, es que soy principiante.

Xurri dijo...

Bueno, me alegro que os guste / espero que os guste.

Luc, perdona la inconcreción. En particular la frase significa que una vez hayas tostado las berenjenas y las hayas puesto en un plato aparte, en la misma sartén (sin lavarla) hay que añadir un poco de aceite para freir (un momento nada más, y no muy caliente que sino salta) lo siguiente:

1. Al cortar los tomates, siempre cae un poco de líquido de los mismos, con alguna pepita, porque son muy jugosos. Si los has cortado en un plato, ese agua la puedes usar (dejando mientras los tomates en otro plato, o madera). Se trata de escurrir ese líquido en el aceite un momento: le da color y sabor al aceite. Buen momento para el orégano otra vez, albahaca -si tienes- o la guindilla de Alfredito.

2. Los tomates, ahora sí. Un ratito solo, sin que se deshaga la carne.

3. Las berenjenas, encima de los tomates y mezclando, otro momentito.

4. La pasta, por último, todo junto y mezclando.

En fin, eso hago yo al menos.

Xurri dijo...

No se, creo que me he explicado aún peor. Disculpas, tengo el día tonto.

Luc dijo...

Gracias Xurri, Lo has explicado muy bien. Ahora lo entiendo perfectamente. Voy a probarlo esta noche. A ver si sale como en la foto.

Besitos