lunes, noviembre 07, 2005

The bull by the horns

Hace un tiempo hablaba de un regalo nunca entregado que lleva dos años y medio en el maletero de mi coche.

Su destinataria vive camino de mi casa y trabaja camino de mi trabajo. A diario paso por delante, dos veces.

El porqué de mi dejadez amistosa es un enigma. ¿Era bidireccional? tal vez si, tal vez no.

Da igual.

Cogí el toro por los cuernos, guardé mi vergüenza en un armario y apoyé la espalda en él para que no saliese mientras escribía un e-mail. (De haber cogido el teléfono ya hubiese sido para nota, y en sociales siempre he sido un trasto).
El caso es que contestó y quedamos.

Llegó con una sonrisa encantadora, de las de morderse las orejas. Cenamos juntas y bebimos y charlamos como si fuera ayer.

Si seré idiota....
(por no haberlo hecho antes, entiéndase!!!)

9 comentarios:

pere dijo...

Ai, tan prop i tan lluny, de vegades. I tan poc que costa i tan gratificant com pot ser. M'has fet decidir: de demà no passa. També em fa una mica de por...

b-on//janbaar dijo...

muchas veces la vergüenza, orgullo es el causante de muchas de nuestras frustaciones- o errores de esos q cuando ya no puedes hacer nada dirías si hubiese....
me alegro de q al final salieras adelante

esquitxos dijo...

et felicito..
les fantasies mentals solen ser perjudicials per la salut, però ens capfiquem i de vegades costa fer uns pasos q la majoria de vegades, una vegada asumits, solen ser més tranquilets i agradables q no la película q ens fem...
endavant, pas a pas, hem d'aprendre les lliçons de la vida...

ptns

Hanna B dijo...

qué bien xurri! si será verdad eso de que los problemas nos los montamos nosotros solitos... (nosotras solitas debería decir?) y qué cara puso al ver el regalo?

Luc dijo...

No Hanna, no solamente vosotras, nosotros también. Felicidades y gracias, Xurri, me animas a hacer algo al respecto. Yo lo intentaré por teléfono. A ver qué pasa. No puedo perder nada.

Alfredito dijo...

Lllevo también un regalo en mi maletero desde hace dos años y todo porque en El Corte Inglés se dejaron puesta una alarma y me da palo llevarlo a que me la quiten. Y además, ¿y si ahora pita y me detienen? Porque, claro, el comprobante de compra no sé dónde está.
A veces ocurre que se aplazan encuentros que son una pérdida. Un día te da pereza y al siguiente te da vergüenza y al cabo de un tiempo te da como añoranza.
Muy bien, Xurri.
Un besito.

Hans dijo...

Well done, Xurri!!! Muchos besos y enhorabuena por la acertada decisión.

Dicarlo dijo...

Buennnoooo!!!
A ver si esto de los blogs, será algo terapéutico.
No recuerdo tener ningún regalo en el coche.
Pero por las moscas, mañana reviso el maletero
enhorabuena

Besos

Xurri dijo...

Bueno, lo cierto es que el regalo sigue en mi maletero :-S
(era para el cumpleaños de una de sus dos hijas y hace una eternidad de eso, creo que esperaré a navidad para dárselo)

Lo cierto es que la cena fue un placer, y te quitas (cierto) peso de encima. Ahora queda aquella duda de si debes verte a menudo, o solo de pascuas a ramos, o solo otra vez cuando cuadre, etc.

Te das cuen de que si estás tan lejos va a ser difícil acercarse.

Pero al menos el primer paso yastá.
Y estoy muy contenta de haberla visto. Ole ole.

Besitos pá ella, que se vino con el mejor de sus ánimos y se lo agradezco.