domingo, diciembre 04, 2005

Resacones

Los efectos de las resacas son claramente defensivos frente a la repetición de conductas nocivas.

La relación causa-efecto suele ser lo suficientemente próxima para que hasta el más lelo pueda asociar "comportamiento excesivo" con "malestar evidente".

Hay resacas para todos los gustos y para todos los excesos: resacas de alcohol, resacas de tabaco, resacas de drogas blandas, y duras; resacas de amores, resacas de amistades y resacas de sexo. Resacas de comilonas. Resacas de broncas. Resacas de llantos. Resacas de mar. Resacas de sol. Resacas de ejercicio físico. Resacas de ausencias. Resacas de perezas. Resacas de actividad. Resacas de críticas y resacas de mentiras. Resacas de navidades. Resacas de familia. Resacas de sinceridades. Resacas de las palabras dichas. Resacas de las no dichas. Resacas de domingos.

A todas les resulta común el exceso previo. La sensación de que hubiese sido mejor contenerse en algo. La sensación del paso más allá. Y el malestar más o menos intenso de las consecuencias lógicas. Físicas (esas son fáciles) y emocionales (a veces algo difusas). El efecto "día después".

Pero la contención continua es difícil, or otherwise: malo. Una naturaleza vulcaniana tipo Mr Spock es antinatural. Práctica, a qué negarlo, pero difícil de mantener en el tiempo. Extremadamente aburrida, asimismo...

Para bien o para mal, la mayoría tendemos a un exceso aparatoso y cíclico, con exaltaciones protagonistas y sobrevaloraciones de nuestra capacidad, de aguante o de dignidad. Nos cargamos de valor para seguidamente meter la pata . Más bien estilo lindo gatito.

En fin, que por muchos efectos aversivos en forma de resacas variopintas que experimentemos una y otra vez, somos harto duros de mollera en el tema aprendizajes. Para cuando estemos eseñaos al punto justo nos moriremos todos de puro viejo. Aiiis.

13 comentarios:

Hanna B dijo...

uys! yo debo tener la defensa muy débil, soy de repetir y repetir todo lo que me causa resaca (si es placentero) y caer de cuatro patas en otras cosas en plan "podré, podré" (las sobrevaloraciones que comentas)
mis resacas son del palo "porqué me tomé esas dos birras de más, esas dos copas de más, esa triple ración de postre, esa predisposición a pasar las vacaciones con mis padres, o no sigo que no acabo)
pero caigo de nuevo sin remedio.
el malestar evidente no frena el comportamiento excesivo, vaya...
por fin volviste gringa, se te echaba de menos!!!

Glad_Pablo dijo...

Despues de un período de virtud, en donde las resacas pasaron por la vereda de enfrente me di cuenta de lo bueno que eran, despues de privarme de excesos a fin de no sufrirlas descubri que las extrañaba. Porque la ausencia repetitiva de resacas produce tambien otra especie de resaca, la peor de todas, una mezcla sutil de nostalgia y arrepentimiento. Harto ya de desayunar con deseos de lo que no hice decidi volver a esos pequeños excesos que le dan sabor a la vida, esas barreras que rompemos con un traguito de mas, con un beso de regalo, con unos minutos mas despierto. Aunque hoy tenga que soportar una terrible resaca de la vida, sé que no es la última, y como dicen en mi pais "calavera no chilla" seguiré soportando infinitas resacas a la espera de nuevos excesos. Un abrazo grande, felicitaciones por el blog.

Dicarlo dijo...

Hoy viene al pelo.
Normalmente conicido con Hanna B,... esos dos birras de más...
Pero ahora tengo resaca de pastel.
Oh !!! hoy era el cumple de mi madre, y en un alarde de macho, he dejado que mi estómago dirigiera el ataque final al pastel. Han cido tres raciones.
Ahora como cena me he tomado un "sal de frutas" y ha dormirla.
Será eso "resaca de pastel" no?
;-)

Hanna B dijo...

oiga dicarlo, que yo no sólo hablaba de birras. tambien mencionaba postres y otras cosas.
a ver si me voy a ganar la fama de beoda ;) hip!

Xurri dijo...

De postres pringosos, de birras king-size, de bocata jamón kilométrico, de siestorro de 4 horas, de compras compulsivas... mientras haya un placer, habrá un exceso, y su correspondiente resacón.

pescanova dijo...

Síiii!!!! “Interesante”!!!

Hay codazos para llevarse la exclusiva o el podio al resacoso opiparoso de la blogosfera?

Bueno, quizás no gane, pero puedo fardar (o mejor avergonzarme??)que aunque puedo pasarme sin comer de una manera (más/o menos) humanamente humana, como tenga en la mesa comida rica me pierdo!!!! Soy especialista en atracones de platos de arroz o setas (entre otros que no pondré para no incrustar un tochazito guía-telefónica-like). Pues nada, solamente quería hacer notar que si hay un concurso, pues que me apunto. Eso sí, deberíamos contar con arsenal de antiácidos y similares para paliar los efecto secundarios de tal básico placer.

Y si, se trata de otros placeres pues por mi que no sea. Para glotonerías diversas (comidas, caminadas, cine terror/comedia/ficción, etc) me podéis encontrar en el 696… y 6 números más.

Besitos pa Hanna B., Xurri, saluditos a Pablo y una redecilla amistosa para el Calamaroso de frio.

bellosoli dijo...

supongo que la gracia está en saber valorar si el éxtasis compensa la resaca derivada... pero al menos yo no sé. Nada, que yo tampoco aprendo y vuelvo a caer en los mismos errores. Con el alcohol es más fácil: mañana madrugo? pues no bebo. Mañana toca perrear y esta noche pinta bien? Pues a beber se ha dicho! Ojalá con las otras cosas fuese tan fácil...

Hans dijo...

El clásico dice que la virtud está en el justo medio.
Hans dice que "los coj*****". Agarra (bien fuerte) la flor del día y sumérgela en Malta de 18 años.
(Hoy estoy tremendo, no me hagáis mucho caso)

MH dijo...

No lo había pensado, pero efectivamente la resaca es la fase depresiva del ciclo. Pero, ¿y lo bien que nos lo pasamos en la fase maniaca?

No sé, yo debo tener tendencias vulcanianas. :D

Alfredito dijo...

Me encantan las resacas. Mis mejores clases de literatura - magistrales me parecían a mí sumido como estaba en los vapores post-Macallan - las he dado con resaca. En los años 80 empalmaba muchas veces las noches locas de la movida barcelonesa con mis deberes profesionales en el cole y la cosa iba viento en popa: lucidez del que ve más allá, del que está al otro lado. Estado perfecto para hablar de poesía. Entendí entonces por qué había tantos catedráticos borrachines, de hecho los mejores. Y no diré nombres, para no agitar los cimientos de la cultura patria.
Besitos.

nimue dijo...

mis resecas suelen ser de postres i de amores inconvenientes. Aquí, una excesiva. ;)

nimue dijo...

resacas, no resecas... claro...

Hans dijo...

Alfredito, un hombre que gusta del Macallan ha de sr, forzosamente, buena persona. Hans dixit.