domingo, enero 15, 2006

Fracaso rebajil

Finalmente encontré el momento de ir de rebajas y "un raconet" de money para ello.
En un arranque de coquetería me he fijado el objetivo: un pijama, un poco inducida por HannaB y con la mitad de su exigencia sobre los modelos, puesto que soy algo más horterilla y a mi los pijamas tipo oriental ya me van. Es más: Quería un pijama de inspiración oriental. Un capricho.

Creo que durante unas 3 horas me he probado toooodos los pijamas posibles habidos y por haber en esas tiendas que llaman mi atención cada vez que paso frente a ellas, sin tiempo ni propósito para entrar.

Pues ¿queréis creer que NINGÚN pijama ha alcanzado los estándars deseables? ¿O debería decir que yo no he estado a la altura de las expectativas de los pijamas?

Cuando el color no era demasiado frío era demasiado chillón, o bien el escote era demasiado abierto o demasiado cerrado, el pantalón demasiado estrecho o demasiado amplio, la tela demasiado gruesa o demasiado fina, y lo peor: si no fallaba una proporción era otra. El caso es que me he ido a mi casa con complejo de barbapapá. Lo cual es objetivamente absurdo. Que te dices además "Pero si son para dormir, ni que fuese un traje de noche". Nada, que me he cruzado.

Total, que me he vuelto a casa desnuda y con novio . Lo cual me ha herido el narcisismo fashion - pero bien pensado no es necesariamente nocivo. (A aclarar que el novio estaba en casa, que si a mi santo le hago estar de acompañante hoy, a estas horas ya sería soltera otra vez)

Conclusión: Fracaso pijamil por desproporción de expectativas mutuas prenda-ocupante. Me quedo con el que tengo. Snif.

6 comentarios:

Hanna B dijo...

ay madre!!! yo me desentiendo de responsabilidad en el temilla, que si lo saqué a relucimiento bloguero, por algo sería...
xurri, según me pareció, no tienes una necesidad de pijama tal como la mía.
ya me dirás tu y con el plan que pintas.. donde voy??? las tiendas de barrio están descartadas por los previos shocks emocionales (a tales desmadres diseñeros...)
me temo que la samarreta vieja y el chandal ya se estremecen en el cajón de mi armario......

Dicarlo dijo...

Dificil prenda el pijama.
sobretodo los de invierno. Los gruesos y con felpa son ideales para ir por casa, muy suaves y esponjosos. Pero a la hora de dormir, hay noches que te despiertas todo sudado, debajo de tu nórdico. Los bonitos suelen ser los de tela finita, pero éstos son indetectables, porque por casa van debajo del chandal o jersye, que abrigan un poco más. Dificil elección.
Vuelta a casa sin nada.

bellosoli dijo...

Potser has estat una mica massa exigent i per això no has trobat el que cercaves, o senzillament tens raó i els pijames del mercat són del tot insatisfactòris. El fet és que jo els considero com una eina per dormir, que em poso 1 minut abans d'entrar al llit i que em trec just llevar-me, així que no m'importa massa si són macos o no. De totes maneres sospito que el teu novio ja estarà content de com has arribat a casa! jejeje.

tatxe dijo...

Pues dentro de lo que cabe todavía tienes suerte, tu puedes escoger y decir que no. Yo cuando voy a comprar es rollo, que tienes de mi talla. Me lo enseñan y punto, no hay más opciones, ni más grande, ni color distinto, ni tela distinta ni nada, es lo que hay.

tenblog dijo...

mi solución es drástica:
No uso pijama

tatxe dijo...

Ni yo tampoco, pero es conlleva la tentación de ciertos deportes de equipo nocturnos con el que duerme al lado,lo cual está bien, pero al principio te salen rampas y agujetas :-P