miércoles, enero 11, 2006

Tercera experiencia mística: el 2006 promete

Efectivamente, en el breve espacio de tiempo transcurrido entre las campanadas que no escuché y el día de hoy, la creciente sospecha de que este año promete va cobrando forma.

Esta mañana me levanté presa de un extraño optimismo. Para que lo entendáis debo aclarar que esta semana estoy de vacaciones. Toda.
El caso es que me he levantado con mi horario habitual para darme un paseo con mi hija hasta la mitad de su camino al cole - en metro - y he vuelto a casa caminando por la ciudad que despertaba.

Al llegar me he puesto a navegar desordenadamente en este su PC, dando con varias páginas interesantes. A través de un blog escrito desde abril , donde se mencionaba un libro que más que leer devoré, he llegado a la página de Lorenzo Silva, de profesión escritor. (¿Comenté alguna vez que me gustan los libros de este tipo? - salvo cuando se pone cruel, que me aboca al consumo de antidepresivos...).
Oh regalo, tiene una sección desdinerizada con textos para consumo internauta, algunos inéditos. Bueno, me ha alegrado el día y me he bajado 5. Para agradecérselo le he mandado un mensajito- breve, no queremos agobiar a los ilustres.

Así que con el ánimo literariamente elevado y cafeínicamente sostenido he cambiado mi intención, y he decidido afrontar el último trámite académico curricular que me falta, a pesar que decidí en mi última experiencia burocrática que iba a posponerlo sine die.

Y sin más he procedido por pasos: consulta en internet (cero indicaciones....¿cómo es posible si de 3000 a 5000 personas deben realizarlo cada año?), localización de ministerio responsable y su delegación en Barcelona, llamada telefónica informativa - amablemente contestada con información precisa pero (posteriormente se verá) improcedente-, recuperación de papeles arcanos de mi archivo personal, fotocopia de los mismos y trote caperucitero hacia el bureau de turno.

Llego allí con mi (figurada) cestita y me dirijo confiada a la primera planta - ministerio 1. Y.... mi goso en un poso, cola que baja por las escaleras. "Oyes, es para trámites o para coger turno" pregunta una. "Para coger turno" le contestan.

De acuerdo, no problem, nada va a conseguir penetrar mi escudo de felicidad, me digo. Y espero. Pacientemente. 53 minutos de reloj.

Llego al mostrador. La misma persona que me contestó al teléfono me atiende "No guapa, no, esto que traes no es lo que necesitas. Esto es un certificado y necesitas un nombramiento. Que lo tienes que tener, que te lo habrán mandado. ¿Que hace once años? ¿Que lo has perdido? Si lo has perdido tendrás que ir a pedirlo al otro ministerio. Mira, mejor llamas a este teléfono de Madrid".

Miro el papel que me tiende y que sospechosamente se parece muchíiiiiisimo al que ya tengo de los 3 intentos anteriores, y en el cual se muestra un número que se caracteriza por sonar en el vacío hasta la hora de cierre de atención al público. Entonces, haciendo gala de reflejos y un brillante peloteo, me oigo decir:

-"Y no está este ministerio representado en esta su Delegación de Gobierno en Barcelona, ilustrísima bellísima y elegantísima señora funcionaria, guapa, preciosa, amor?"

-"Sí, bonita, sí, en la quinta planta"

BIEEEN!!! Determinada, voooooypállá..., me lanzo escaleras arriba, y llego sin fuelle a una puerta sin cola, sin rótulos y sin funcionarios: mesa vacía.
-"Hola???"
y del fondo del pasillo sale ÉL:

el increíble funcionario eficiente.

Sí. Existe. Le he visto. He hablado con él. Le he visto en acción. No entraré en detalles pormenorizados, que ultimamente tengo mucho rollo, pero con una empatía desarmante ha entendido mi problema, sin preguntas ni reproches, ha identificado que era asunto del ministerio 1 - no del suyo - y excediendo su estricta obligación ha cogido el teléfono y ha seguido la maraña ministerial hasta dar con la información exacta y precisa de la persona adecuada - en Madrid - responsable del trámite. Es más, ahora tengo su fax y pienso usarlo. El trámite aún durará meses, pero esta vez no suelto el bocado.

Feliz, feliz, he salido de las dependencias ministeriales y me he metido en el FNAC - que está al lado - y me he comprado un total de 10 libros para mí, 3 para mi hija y 3 CDs, de pura euforia. La ruina. Suerte que me gustan las ediciones de bolsillo.

Vuelta a casa con mis libros y mi música, abro el PC y.... e-mail de respuesta de Lorenzo Silva. Que te dices "Qué puntazo!!!".

Touché. Dia redondo, dia comansi. Ole ole. Como siga así, el 2006 promete.

11 comentarios:

Hans dijo...

OLÉ, OLÉ Y OLÉ!!!!!!!!!!!!!!!!
Qué orgullosos estamos de tí en el día de hoy, Xurri. Qué estupendez más formidable.
Besos y abrazos.

Hans dijo...

Ah, por cierto... qué has comprado en la FNAC?

Xurri dijo...

Estupendez la de mi angel salvador en forma de neo-funcionario, que casi le beso.

He comprado, como no podía ser de otro modo, básicamente novela negra. Uno de Akunin (Rusia, final del XIX), un Conan Doyle en pitinglish, una Sue Grafton (la N de Nudo, ya solo me falta la O), dos Patricias Cornwell (punto de partida y la mosca de la muerte), y algunos títulos que se me perdieron en mi última mudanza: Solitud de Víctor Català y 4 de Dashiell Hammet (Cosecha roja, la llave de cristal, el halcón maltés y el hombre delgado). Música: Melendi, Estopa y Juanes. Ya ves, vena rumbera.

Hanna B dijo...

wawwww!! será cierto eso de que el ánimo positivo puede con todo, derriba muros, y consigue objetivos?? parece que sí! ole!!!
y oleeeeeeeeeee!!!!!!!!!!
por otro lado y lo he comprobado (tambien) existen escritores ennnncannnnntadores que responden a los mails. tambien los hay que ni p. caso pero estos hoy no cuentan.. jej

Xurri dijo...

releo mi comentario y el orden de la lista de libros crea un equívoco que me horroriza; por supuesto que Víctor Català no escribía novela negra!!!!

Bien por el ánimo positivo, Hanna!!

bellosoli dijo...

Ei! molt be! és això de que una mentalitat possitiva ens porta cap a resultats positius! Això del funcionari eficient ja frega el miracle! enhorabona pel teu dia rodó i esperem que n'hi hagin molts més! (de dies rodons i de funcionaris eficients! jejeje). Gaudeix de la resta de vacances!!!

Albert dijo...

M'alegro que hagis trobat l'especimen adequat (entre tanto funcionario, aguno habrá bueno...). De tant en tant... Ahir vaig pensar en tu quan un senyor em va demanar de poder carregar la bateria del seu cotxe amb la meva, i per no dir que no, vaig arribar 10 minuts tard a una reunió (com que era amb un molt més jefe que no pas jo, encara em van fer esperar 10 minuts més..).

Alfredito dijo...

Me alegro, Xurri, de que tengas vacaciones y de que el día te haya resultado tan productivo. ESto pinta bien, es cierto.
Besitos.

pere dijo...

Ho veus com no ho tenim tot perdut amb els funcionaris. Fructífera collita de llibres i de música. Com que es de suposar que la teva bona ratxa continuarà demà, et suggereixo que vagis començat a fer llista de llibres i CDs.
(Ja m'ho semblava a mi que aquests dies estaves molt activa. Ah, les vacances!)

pere dijo...

(és)(vagis començant)

egotista dijo...

Tan pensar-se campanyes que incitin a la lectura i "només" caldria que l'Estat formés en eficiència als seus funcionaris...