lunes, abril 17, 2006

Sin resurrección

Semana agridulce.
Semana de vacaciones con arranque de torpeza mutua innecesaria, fatídica y murphyiana, en la que no soy inocente.
Semana de penitencia emocional ajena, en forma de desilusión irritada y triste por desencuentros innecesarios, orgullo herido púdicamente disimulado con tiritas y mercromina.
Semana de trasfusiones de cariño ininterrumpidas multidireccionales y sentidas, pero dudosamente eficaces.
Semana de descubierta de parajes y paisajes y personajes y tradiciones pintorescos, hermosos.
Semana de trasgresiones dietéticas y dípsicas e hipnóticas y físicas y literarias.
Semana de vacaciones con penitencia laboral, en forma de informe inacabado que se me aparecía espiritualmente cual sábana santa impresa - o fuego fátuo súbito - en los momentos más inadecuados.
Semana de descanso intermitente, con ratitos de trabajo robados a los momentos más absurdos - absurdos por el sol, por la paz, por el sueño, por lo interesante de la novela abandonada.
Semana de desconexión inconexa con cortocircuitos catalano-germano-anglosajones en telefonía ultramoderna.
Semana de equilibrios imposibles y contrastes violentos, alguno contra el suelo, con literal fractura de escafoides (ajena).
Semana de sosiegos bioquímicos - de restauración artificial de equilibrios perdidos que vuelven a tambalear.
Semana de lamentable ocasión perdida por desconexión imprevista - otra vez será.
Semana de incendiaria destrucción de la puerta de entrada a mi otro mundo, con chamusquina de fuente de alimentación. Con el informe casi acabado.
Dentro.
Sin copia.
Sin resurrección.
Y ahora solo repetición.
Vuelvo a ello, hoy, festivo.
Este post ha sido un paréntesis - un respiro desde el pc donde no debiera respirar.

8 comentarios:

pere dijo...

Sigui com sigui, setmana intensa. Comparteixo la penitència laboral -mea culpa-, que encara em dura i continuarà demà.
Benvinguda a casa.

Arare_ dijo...

Benvinguda de nou!
petonets...

Hanna B dijo...

qué barbaridad, qué de cosas! bueno, todo parece intenso y pasional, como la misma semana santa, no?
besis y a cuidarse. al murphy me lo he cargado yo hoy, ya no hay que preocuparse más por él.

bellosoli dijo...

coi! quina setmana tan intensa! això de l'escafoides és una mala passada! un amic meu se'l va trencar no sap com (es va llevar al seu llit amb ressaca i mal a la mà) i li va tocar dur el braç enguixat una bona temporada!!!

issis dijo...

semana de desconexión y angustia por lo que tuviera que haber hecho garfield, sabes bien que hace, como debiera hacerlo, pero te dices que vivirás el sol en vivo y no en fotografía. vivirás esa escena de cama que solo ves en películas, que comerás el plato que solo vés en los menús de los restaurantes chic... pero pasas de todo y de todos y haces lo que te viene bien. te viene mal. callate vaso medio vacío! bueno, aclarada la discusión interna ababas hecho un lío y no tienes nada claro que te ha aportado esta semana santa.
ademas de mucho aire, entre neurona y neurona...

Hans dijo...

Mire V. la parte llena del frasco, Doña. No se me prive. Cuando yo cuente mi pasada semana, con su parte Murphy, hará V. risas. Como las hago yo. Try to do the same! (y péguele un tiro al puto pecé)

tatxe dijo...

Es que es lo que tiene la miedda de intenne, la güirele y los portátiles... al final no desconectas ni por casualidad. La próxima, quema el PC y para la presentación, escribe simplemente esto en un word y listo.

Aquí los clientes, aquí un documento.

Si cuela, cuela, y sino, como mínimo te has pegado unas vacaciones como dios manda.

Albert dijo...

Era només una setmana? Així com ho has explicat diria que, o bé "t'ha donat per a molt", o era una setmana amb molt més de set dies... Ala, tornem a la "normalitat". Som-hi!!!