sábado, mayo 06, 2006

Expecteixons

Las expecteixons del prójimo nos condicionan. No pregunto, afirmo.
Nos condicionan. Quiero decir que parte de nuestro comportamiento está en realidad dirigido a darles la razón a los demás en lo que esperan de nosotros.

Así, si tus interlocutores te consideran una persona brillante, a la larga te encuentras solucionando problemas en un chascar de dedos y las ocurrencias ingeniosas fluyen sin darte ni cuenta. El éxito llama al éxito.

Si te quieren, te vuelves bueno, si te admiran, generoso.

Si piensan que eres extrovertido acabas por no tener secretos y hablando de ti sin tregua. Si piensan que eres prudente aprendes a moderarte en el hablar.

Si te odian te vuelves rencoroso, si te desprecian, una ruinita humana. Si piensan que eres hosco, te acabas comportando como una persona hosca. De quien se cree que no tiene arreglo acaba sin tenerlo.

No es que sea un efecto inmediato, es más bien un efecto lluvia fina, gota malaya que cala. Somos en gran parte cómo nos ven: tenemos una natural tendencia a no llevar la contraria.

Y no son solo las expecteixons de los demás, que nosotros también nos construimos nuestras propias expectativas sobre lo que somos o queremos ser. Nadie nace acabado. Nadie tiene la vida determinada. Somos más plásticos de lo que pudiera parecer, y si bien es cierto que nuestra personalidad la llevamos cargada a la espalda en plan fardo, y no podemos soltarla ni pátrás, también es cierto que existe cierto margen de maniobra y que, como se dice en guirilecto*, there is room for improvement. Hay que quererse, y hay que querer ser mejor.

Lo cual dejo aquí dicho a los efectos oportunos, para que sea visto y considerado por quien corresponda. Y comentado si es que lo merece.

*Guirilecto: dialecto hablado por los guiris, también conocidos como extranjeros.

14 comentarios:

pere dijo...

El que dius em recorda l'oblidada Zelig (1983) de W. Allen, No és ben bé això, però és el que m'ha fet pensar.

Hanna B dijo...

ei, si, yo tambien he pensado en zelig. somos todos un poco esponja de nuestro entorno. a mí me encantaría pensar que podemos aspirar a ser lo que desearíamos. quizás se puede probar, y a ver si funciona.... pero y si pruebas y no funciona... es un chasco para el resto de tu vida.. casi que too much.. no?
nfin!

issis dijo...

pozi las expecteixons son un coñazo en la oscuridad de una auto-estima pobre y mal construida. pero un self-esteem booster genial si te la has construido firmemente...aguien espera algo de mí. bieeeen! gran motivación para el navegante que sabe decidir cual es su rumbo. un premio adicional en caso positivo

tatxe dijo...

Mmmm no estoy del todo de acuerdo en esto de que: "Quiero decir que parte de nuestro comportamiento está en realidad dirigido a darles la razón a los demás en lo que esperan de nosotros.". Es cierto que todos reflejamos o vendemos un tipo de imagen de nosotros mismos y la gente responde a esta imagen, pero lo que me cuesta creer es que un ámbito normal, sano y equilibrado, sea al revés, que nosotros nos comportemos como los demás quieren vernos. Puede ocurrir en ciertas ocasiones y en determinados contextos, pero no siempre, y no siempre porque la sencilla razón de que no es sano el ser una persona que no eres.

Y sobre nuestra propia flexibilidad y "expectatións", en fin, yo diría que la personalidad no varía demasiado pero si pueden variar los intereses. Soy soy un borde de cuidado, y lo sigo siendo, pero mis intereses y prioridades han ido cambiando o evolucionando a lo largo de mi vida. Y aunque yo piense que en el fondo soy buena persona, sigo siendo el mismo borde de toda la vida.

bellosoli dijo...

Si que és cert que ens solem crèixer quan la gent té bona imatge de nosaltres i ens solem cohibir si és al contrari. Arribar a complir totes les espectatives és impossible, perquè les aspiracions no tenen límit! La gràcia està en intentar millorar cada dia o, almenys, en sentir-se cada cop millor amb un mateix i amb l'entorn.

Xurri dijo...

Zelig: un crack de la capacidad de adaptación. En su vertiente empática, me identifico con él totalmente. También tenía a Zelig en mente cuando escribía, aunque, no, Pere, no, no era exactamente eso.

Ningún chasco es eterno, Hanna. Todos pasan, y todos sirven para algo, incluso los peores.

QUe esperen algo de tí es una forma de contar contigo, una forma de afecto, y como tal se agradece, verdad, Isis?

No 'xageremos, tatxe, claro que no es sano (además de muy difícil) ser quien no eres, pero que cuando te hablan suavito contestas suavito, cuando te tratan borde y seco, tiendes a ponerte seco, y que no podemos evitar moldearnos a lo que nos rodea - a mínimo empático que seas. Y yo si he visto en el trabajo que la gente se comporta distinto según la tratan; en plan inepto cuando sus compas creen que lo son, en plan resolutivo cuando se confía en ellos. O entre mis amigos: en plan guaperas cuando todo va de cara, en plan pato feo cuando fracasan. A eso iba el post - en parte.

Mejora continuada: si, Bellosoli, eso dicen los de recursos humanos. Incluso tienen cursos que se titulan así. A mí me siguen divirtiendo más los cursos de "Cómo tratar con gente difícil", no obstante.

manuel_h dijo...

y eso, que es muy cierto, trasladado a la escuela, se convierte en dramático.

tatxe dijo...

Acabáramos pues. Entonces lo que dices es normal, uno tiende a ajustarse (osea, acomodar su línea de comunicación y nivel) al interlocutor. Pero esto es así por narices, porque sino no habría manera de comunicarse.

Arare_ dijo...

Bueno, yo creo que esta es la teoría de la profecía autocumplida. ¿Verdad manuel?... cuando le dices aun alumno que lo está haciendo mejor, realmente mejora (no siempre funciona, pero muchas veces si)

denke dijo...

Puede que nuestras energias intenten empatizar con las de los demas?
Pero que demonios, si nos creemos lo que nos cuenta la tele, como no vaos a acceder a lo q los demas piensan de nosotros!!!

Grigri dijo...

Encara que no ens agradi reconèixer-ho i procurem no dependre d'aquest vincle, la veritat és que tens raó en que el nostre comportament està relacionat en certa mesura al què s'espera de nosaltres.
No som res sense els altres?
Potser no.. Sigui per empatia o antagonia, els necessitem i els busquem..
som animalons socials!

Albert dijo...

En fin, està tot bastant comentat i ara em fa mandra anara buscar els apunts de psicologia social. Aprofitaré per dir-te una cosa que, coma mínim aquest cop, no t'ha dir ningú: m'encanta com escrius, de debó! (i ara, a sobre, encara ho faràs millor...).

jcoco dijo...

Ya lo decían los mayores, al que le dicen que es burro al año rebuzna. Por eso las mismas personas, en distintos lugares y circunstancias, pueden comportarse de formas muy distintas.

manel dijo...

Supongo que a algunos les va bien saber que van por la senda correcta; otros no necesitan de la opinión ajena. Son como son.
Ah, Zelig, genial, no? creo recordar que era por no enfadar a los demás.