lunes, julio 03, 2006

Crónica de la preparasión de la p. del e. de b. en p. - O bajo un sol de justicia

En un volvo blanco - que no mercedes - y bajo un sol de justicia, implacable y despiadado, la cuadrilla (quintilla?) madrugadora llegamos cargaditos de intendencia a la calle sin salida tras seguir indicaciones impresas, guías locales y un poquillo de intuición.

Ding-dong, nos abre un apuesto rastafari y sitiamos la plaza, en concreto la cocina. No se si movidos por la abstinencia guardada durante el trayecto o por la tensión del momento, nos sedimentamos brevemente- unos y una a echar humo a la calle, otras a trajinar dentro. Breve respirito, carrerilla y a socializarse.

Bolsas, inventario, ubicación, identificación de utensilios, presentaciones diferidas, miradas curiosas y/o intimidadas, recalibrando relés internos o desatando curiosidades contenidas, allá cada uno y su mollera. Como hay trabajo - qué bueno es en esta vida tener un propósito! - podemos conectar el piloto automático a ratitos.

En esta primera entrega de materialeshay tomates como para hacer una guerra (de haber habido la confianza necesaria, se entiende), hortalizas, neveritas e ingredientes en botes mimosos rellenos de afecto adelantado - se previó que pudieran ser necesarios. Y un delantal supersónico con su guante criogénico, que no ignífugo - como luego se vio, que casi dejamos manco a un poeta, ay, qué cargo de conciencia con la posteridad! .

También gambas. O langostinos, no sé, bueno cosas rojas de esas.
Tras las rejas aparece una anfitriona. Momento surreal en el que la llave no abre. Bueno, ya entra, cargada de pasteles y productos frescos del mar, como su propio nombre indica. Trae una sirenita rubia adosada, preciosa.

El paellero mayor cambia de hábito - qué profesional!. Una servidora y su colegui se refugian tras un bolsón de hortalizas a pelar tomates y cortarlos en gajos, y limpiar pimientos y cortarlos en dados. Mientras, nos ponemos al día, no porque haga mucho que no hablemos, jé, si no porque es como comer pipas: relaja. Manos ocupadas y un fin tangible. Y el resto en la cocina, excepto un poeta silencioso que ralla tomates a nuestra vera, plácidamente. Al acabar he recopilado tres marcas de guerra. Nota mental: cuchillos de sierra para pelar tomates = peligro.

Empieza a acumularse sobre la mesa una exposición remarcable de móviles y cámaras en el que debe ser el único punto con cobertura de la comarca. El sol Don Lorenzo nos persigue con saña y vamos desplazándonos por fases hacia la puerta. Confesión en voz baja "he traído bañador pero así, sin margaritas, cualquiera se baña...". Van llegando más con cuentagotas, por la escalera de caracol, en tandas de a 2 -o 3. Holas efusivos, y holas timidillos.

Ayyy! la cámara!!! rectificar es de sabios, hemos perdido algún paso pero estamos a tiempo. Empieza el reportaje. Las aceitunas de Teruel brillan bajo el sol y sobre el tomate y el pimiento troceados. No se ven dedos, aparentemente.

Trato de discernir el efecto del ron pujol vs el cognac reducidos sobre el aroma a tinta de calamar - para cuando me doy cuenta de la pregunta ya debo tener cara de "pero esto no viene ya en bolsas congeladas?".


Lobby tipo "liberad a willy" para sacar a unos pobres pimientos y unas gambas al ajillo de su encierro. En mesa a parte el bacalao es desmigao por dos (o debería decir 3?) mozas formosas - que diría aquel -que charlan y charlan y charlan.

.




Fotos, fotos, se enciende la hoguera. El fuego irradia, transmite, conduce y convecciona calor. Ozú, qué decaló!. Mientras, el duo dinámico ponemos la cebolla cortada finita en remojo, para que pique menos, y al tiempo que bebemos una 0,0 tenemos nuestro momento reflexivo (será que nos influye la llegada del pensador) "Porqué siempre se le encarga el aperitivo y la cervecita al que llega en último lugar?". Dicha la pulla, bajan el aperitivo y la cerveza por la escalera, con más caras nuevas - esta vez conocidas- fuet, berberechos y patatas. Corto fuet. Nota mental: fuet y cuchillo sin sierra- NO. No se puede.

El sol y la leña se encargan de enriquecer la vivencia de sufrimiento del poeta. Y los primeros pasos de la paella sobre la leña empiezan. Aceite y al fuego. Sofrito con los tomates rallados (no todos, que había demasiado - sería interesante la conversación de comadres, que al poeta se le fue la mano con el rallador). Como andaba despistada no vi si al final se puso cebolla o no - había un debate difícil al respecto. Y se sofrie la carne también. Creo. En algún momento unas alcachofas, unos pimientos y unos guisantes aterrizan en ella. Y la sepia. Dioossss, qué despiste, ahora tendré que pedir otra vez que me enseñen cómo se hace...

El servicio de lanzadera nos trae una marinerita que aterriza con mucho pasto convencional y no convencional y se lía a hacer ensaladas. Hay como para repoblar Iberia entera con conejos. Asimismo, alguien ha frito chirlas a la pimienta y no veo el momento de meterles mano ... pero es que nadie más lo hace. Lucho conmigo y pierdo: me pongo tíbia de chirlas. Qué buenas!









Llama un sureño desde el consistorio, que se ha perdido. Expedición salvamento de las dos comadres - oportunidad ideal de huir como cobardes del sol y el calor, y de disfrutar de 15 minutillos de aire acondicionado - como un par de judas (pido perdón). A la vuelta nos cuentan que ha habido algun pequeño incidente con la paella, que se ha xurrascao. Se ve que el agua no estaa caliente. Ignoro si ambas cosas tienen relación. Jesús, cuanta ignorancia. El caso es que se ha resuelto y ahora yo vengo fresquita del coche y la paella se ve estupenda!!!.

Llega la fruta aturf al agell.
A mesa puesta atseup asem A.
Por ahí alguien muy ocupado que piensa en todo y todos ha tenido tiempo de montar unas tostadillas con tomate rallado, anguila, munchetes y algo más que no identifico... cosas del Ebro. Yo pienso en todo, pero en comérmelo. ejem.







.



La paella hace xup xup. Los bichos coloraos y los mejillones pasan a ocupar sus puestos en la parrilla de salida. Debate: está pelin durillo el grano, aún. Agua o no agua? esa es la cuestión. Al final se la ponen. Cumple los 20 y se aparta del fuego. Hablo de minutos y de la paella.

Y hasta aquí esta crónica parcial- que no incluye los vinos ni los postres ni los cafés, ni menciona a los esforzados servidores de paella y pimientos que no reposaron - tanta gente hambrienta pidiendo... Pero si no me voy a dormir ahora, ya no vale la pena, que mañana hay diana a las 5:45. Eso sí, y hay que decirlo ahora o callar para siempre: La paella estaba BUENÍSIMA!!!!
El que quiera, que continue desde este punto... nanitatotom.



11 comentarios:

gemma dijo...

Inmillorable!

bitxo dijo...

Oh! Genial la crònica, superba (així com la companyia, l'àpat, els somriures, ...)!

Arare_ dijo...

Te nombraremos Cronista oficial Blogera (por lo menos en recetas de cocina)

Con lo de la fruta me he reído como una loca. Acol anu omoc odíer eh em aturf al ed ol noC.

Petonets de bon matí!

Hanna B dijo...

que grannnn crónica, por ahí nos reconocemos todos, radiografía al soleil de una peña de blogueros guleicos (existe?)
a ver quien sigue con la parte dulse, los cremats, el shocolate y esas bolitas blancas tan güenas... nyam, qué hambre... repetim?

pere dijo...

Això és una crònica!
Captació total de detalls, interpretació aguda...: periodisme de primera catagoria.

Grigri dijo...

más más quiero más!!!
qué buen relato xurri, eres una crack..

Y si me permites comentar el post anterior a este, yo he pensado varias veces en exactamente lo mismo. Que el anonimato le da ese "nosequé" a toda esta historia de los blogs. Pero también pensé que se trataba precisamente de los bloggers que leo habitualmente, y que, almenos hasta el día de hoy, no me ha parecido ver ningún psicópata suelto por aquí.. más bien lo contrario. No he hecho más que conocer a gente interesante. Así que verles la cara no debería cambiar tanto las cosas..

un beso

martí dijo...

Mira que la vaig trobar bona bona, la paella, però un cop conegut tot el procés, encara més!

Per cert, hi havia algun ingredient... especial? Perquè la segona part de la crònica, la que ningú encara s'ha atrevit a publicar, comença a sortir a la llum... ;-)))

Boníssima la crònica, Xurri!

bellosoli dijo...

a veure... el noi del sud tampoc es va perdre. Podríem dir que sabia que certes noies necessitaven un descans i una bona dosi d'aire acondicionat i les va salvar. Pobre noi, ell amb tota la bona intenció...

Xurri dijo...

Ei, ei, ei, me gusta que os guste, pero nadie ha detectado el craso error - y es que el desmigado del bacalao fue posterior a la llegada del aperitivo, ejem... aproximadamente la idea se capta, no obstante, creo...
Me gustaría acabar la crónica, pero no creo que pueda: acabo de llegar, ayer a las 3:40 AM aún estaba retocando las imágenes y a las 5:45 AM me he levantado = hoy soy una ruinita humana (más feaaa, unas ojerasssss...) y ahora me voy a dormir. Mañana me lo pienso otra vez, pero mientras invito a alguien a que tome el testigo.

Gri-gri, no es cosa de miedo a los psicópatas - esos pueden salir en cualquier parte, pero afortunadamente no abudan. Y en lo de la gente interesante te doy toda la razón y un poco más. En realidad creo que tiene más que ver con las convenciones, la relación, etc. Que una vez establecido el contacto nace la continuidad, y es fácil perder lo genuino. Que no debe cambiar tanto las cosas pero las cambia. No para mal. Pero las cambia. Creo que me refería a eso, en mi post anterior (gracias por comentar, así me das opción a explicarme), post pelín rasgado y exagerado - obcecao. Son efectos secundarios que me aparecen cuando me fotografían diciendo "no", será una fobialergia rara de anticipación hiperprecavida, pero es que en cuanto imagino la foto publicada puedo ver a mi padre, mi madre y mi hija leyendo mi blog--- no good. Eso sí que condiciona. En cambio mi costillo no me lee, con lo que me seduciría a mí que me comentase... estos chicos...

Martí - discreción, poddió. Qué van a pensar estos señores, mi padre, mi madre y mi hija??? - (mi marío no lee ;o) )

Xurri dijo...

Bellosoli, que nos hemos cruzao... si, llamaste en el momento justo en el que el delicado brillo de nuestra tez estaba a punto de convertirse en gota gorda chorreante, tan poco appealing. Fuiste proverbial y oportuno.

MH dijo...

Un consejo para los tomates: en vez de pelarlos, partirlos por la mitad y pasarlos por el rallador. Éste con cuenco receptor incorporado va de perlas.