sábado, agosto 12, 2006

De vuelta, mustios y ahumaos

El jueves por la noche, al salir a sacudir las migas del mantel de la cena, la perspectiva era estremecedora. El otro lado de la ría estaba dibujado por las llamas, como un volcán. El humo matizaba la luna de forma siniestra, y llevaba todo el día quitándome cenizas -tamaño copo- de la ropa, con bufidos. El olor a humo, perenne. Los ojos llorosos. Todo tiznao.


Powered by Castpost



En la radio contaba el del camping de al lao que continuamente se oían las pequeñas detonaciones de los cacharrillos que usaban los que prendian lume al bosque. Como pequeños petardos. Señales para salir corriendo con las mangueras a defender el camping de las llamas.

Y yo que pasé estos días pensando "están locos estos galegos, que con todo el fuego que hay en el monte aún siguen tirando petardos de fiesta mayor". Es cierto que se oían. Pif, o Pum. Dependiendo de la proximidad.
Y al principio te preguntabas "serán voladuras de carreteras?", que alrededor teníamos obras, o bien te extrañabas "serán los pescadores???"
o bien lo ya dicho "fiesta mayor????"
Pues no, eran los incendiarios. Ya véis.

Al final la paranoia era notable. Y eso que ya empezaba la cosa a desplazarse hacia la Costa da Morte.
Pero la noche del jueves al viernes yo no paraba de pensar "somos el único punto verde de la ría". "Nuestro pueblo es el único que aún no ha ardido". Y "tenemos dos terrenos sin desbrozar a lado y lado que son yesca pura".
Toda la noche en vela, y era la tercera ya.
Cualquier ruido, cualquier coche parecía sospechoso.
Saliendo a mirar a las 2, a las 3 a las 4 de la madrugada.
Bajando a la playa a ver de dónde venía la lumbre.
Aguzando el oído por si sonaban las campanas a arrebato.

Total: huímos como ratas. Al amanecer del viernes. Aprovechando la hora en que sabíamos que la carretera estaría apagada, antes de que empezaran los nuevos focos a arder.

A las 7:30 ya rodábamos próximos a Santiago. A banda y banda todo negro, señal que la carretera ardió. En los núcleos urbanos. Los jardines de las casas en brasa pura. El humo llenándolo todo, dificultando la visibilidad (aún). En la autopista, los márgenes y las medianas negras. Pero la vía expedita.

Al llegar a Ponferrada la radio ya hablaba de 100 focos activos, otra vez. Muxia abrasado, Santiago rodeado de nuevo. Nosotros rodando monte abajo. Hacia Astorga. Hacia León. Hacia Burgos (pasando por Melgar de Fernamental, jé!). Hacia Briviescas, hacia Haro, Logroño y Tudela (aquí mi santo extravió su DNI en la gasolinera), hacia Zaragoza, Fraga, Lleida. Y rodando hacia Tàrrega, Igualada, El Bruc (aquí Xurri casi nos mata a todos en una maniobra temeraria, que implicaba un 4x4 y un camión. Verdes. Los dos.), y finalmente... mi caaasaaa (donde estaba nubladote, pero no de humo) .... en 12:30 horas.

Atrás: nuestros amigos (quedaron allí, dando ejemplo), la playa, el agua, las conchas, la marea, el ruido de los grillos, los pinos crujiendo... Aquí: las madres por fín respiran, los padres dicen ufff. Mis pies añoran el agua helada de los paseos por la orilla. Los niños se echan de menos. Los mayores nos añoramos.

Hemos perdido 3 días de vacaciones, mota de ceniza en las brasas que hemos dejado atrás.

5 comentarios:

Hanna B dijo...

jo! que dias! me alegro de que esteis sanos y salvos y en casa... horror lo que estan haciendo, que gente mas mala, yo sigo con mi cruzada pro castracion, recojere firmas a mi vuelta (stoi en un sitio mu raro. la gente habla mu raro y es mu mu rara... los paisajes chulos y por ahora sin fuego..)
petonets

Xurri dijo...

Recogeremos firmas, Hanna, en plan sufragista, pero no se si servirán de nada... Soñe uno de estos días qeu las noticias anunciaban el fin del secreto de sumario, finalmente habían pillado a la banda incenciaria y a los organizadores que en secreto pagaban para que calaran fuego al monte... la hipótesis de los paisanos que compartían con nosotros sus impresiones - en la playa, en el paseo, en las tiendas - quedaban confirmadas, y se destapaba una trama politizada en la que los más malos habían sido hábilmente descubiertos por la guardia civil (nada menos que mi adorado Bevilacqua, transmutado en la cara de Lorenzo Silva y uniformado, por esta vez, los llevaba presos ante las cámaras). Sus nombres, de la A a la Z....

Sueños, sueños son.

bellosoli dijo...

una bona putada això que està succeïnt a galícia. Almenys heu tornat sans i estalvis. Ara a reposar aquests tres dies que us manquen de vacances.

Hanna B dijo...

recoger! ay madre donde tendria yo la cabeza :)

Xurri dijo...

Ay Hanna, esa g o j.. que yo siempre me lío!!!