viernes, agosto 04, 2006

Insomnio galego

Fuera sopla el viento. Bastante. Las olas no suenan muy fuertes, pero es que esto es una ría, y amortigua bastante. Son las 3 y media, y no puedo dormir.

Se ve que ya he recuperado el desespero del cansancio y ahora me sobran las horas. He intentado darme un paseo por los blogs habituales, pero la conexión que uso (la tarjeta 3G famosa, que aquí no tiene cobertura 3G – se sepa, que eso en la publicidad no te lo dicen. Fuera de casco urbano, la 3G es solo GPRS via teléfono normal) va a pedales, muy lenta. Tan lenta que de tanto en tanto se para. Inviable para navegar como hacen ahora los barquitos que veo faenar por la ventana, el cielo cuajado de estrellas, increíblemente limpio gracias al viento. Escribo en word, si la tarjeta se conecta a la red aprovecharé el breve instante para subir lo que sea.

Estamos al pie de una playita idílica, de las de piérdome e non me busques mais. Por la mañana me bajo a leer a estas rocas, con chaqueta que hace fresco. Casi con el café, hay que mejorar aún la logística, no descarto hacerme con un termo. Cuando (mucho más tarde) despiertan los adolescentes varios, que llenan nuestros días con belleza, su charla intrascendente y sus anhelos variados, pasamos un rato de “vida de porche” en la casa, que como mandan los cánones está construida de espaldas al mar – supongo que solo es grato dos meses al año, a lo sumo, y esta gente es muy práctica. Ahora la construirían con el porche abierto el mar, que le sacarían más partido (léase: dinero en arriendo) en verano, pero como atenta completamente contra la ley de costas dudo que les permitan ni siquiera abrir una puerta en la fachada que da a la ría.

El porche tiene su chimenea para asar un par cosillas para comer, o para cenar. Eso hicimos anoche. Pepe nos encendió un fueguito y asamos un poco de carne. Lo regamos con la tercera de las botellas que me regalaron como avance de cumpleaños, un Monasterio de las Viñas que realmente cumplió y excedió expectativas. Buen vino: gracias Hans!.

A media mañana nos acercamos a Muros, o a Noia. Los dos están relativamente cerca, más Muros que Noia. O andamos hasta Esteiro. A solventar la intendencia. Algo fresco para comer, tomates de la tierra, tan sabrosos, pan, tan bueno, algo del mar, lo que sea. Se come bien aquí. Y aunque yo prefiero comer en casa, que comes menos, más rápido pero más relajada, y sin ruidos (más que los familiares), a veces hay que transigir con un restaurante. Lo cual hace peligrar mi siempre precaria salud mental y mi silueta en bikini. En fin, sin obsesiones, me lo he prometido a mi misma.

Las tardes son de lectura, y pintura. Poca. He traído material para pintar con pasteles a lo grande, 65 x55 cm, pero estoy en plan cobardica, sólo me atrevo con las acuarelas en cuartilla. Ya llegará.

Aún tengo que trabajar un par de horas al día, mañana será el último día – de ahí la justificación para traerme la máquina. Cobertura de funciones básicas, le llaman. Bueno. Tampoco es tan grave, aunque preferiría no hacerlo. De hecho me he saltao a la torera contestar una cosa que me pedían y era pelín abusiva, de cobertura básica ná. No me da la gana, que me angustia, hombre, trabajar aquí y sin mis libros ni una internet decente. Me he hecho la loquis. Ya se andará a la vuelta.

Jó, como sopla el viento, como brillan las luces del otro lado. Noche diáfana y preciosa.

Y no se porque pero me estoy acordando de los subsaharianos en patera. Imagino el frío, dia tras dia, el mar enooorme ante ellos, gente tan de secano, el miedo, el hambre, el pánico, el frío por encima de todo- esta gente que lleva sol en las venas, la poderosísima motivación que les trae, que les hace jugarse la vida de esa manera, son todos tan jóvenes... me pregunto qué esperan y de qué vienen para que la perspectiva les arrastre. Y el frío, ay, que me duele físicamente!

Luego se quejan los (imbéciles) de los “expats” de empresa de lo duro que es cambiar de país. Nota mental: partir la cara del próximo caucasiano de fuera que se queje de lo duro del proceso de emigración a España.

Ale, con tan constructivo pensamiento me despido de momento, a ver si puedo colgar esto.
(que sí, el texto, pero la foto se resiste...si sube, bien, si no, más tarde!)
(subió, a las 6 y 20 de la mañana)

7 comentarios:

nimue dijo...

quin post meravellós han penjat avui! mira que jo no sóc gens de fred però si de mar i m'encantaria estar gaudint ara aquest paisatge que t'envolta.
Bones vacances!

Arare_ dijo...

Xurri, disfruta de Galícia (és com la meva "segona pàtria", hi vaig moltíssim i és una terra que estimo)

A que mola, en ple agost, haver de sortir amb la "rebequeta"?

Un gran petó!!!!

Albert dijo...

Uix, quina bona pinta fa tot plegat. Passa-ho bé, no treballis massa (ni cobertura de funcions bàsiques, ni...), menja i beu (la mesura ja la posaràs tu mateixa, segur) i pinta el que et surti. Bones vacances.

Hanna B dijo...

que chulo este panorama oceánico con rebequita, playas, buena comida y mucha calma..! disfruta mucho y pinta si te apetece (el blog o el lienzo ;))

bellosoli dijo...

joer! quina enveja que em fas! ja no et dic quan he arribat al punt en que dius que has de sortir amb rebeca! amb la calor que fa per aqui... La foto és preciosa, quin lloc més maco.

No estàs de vacances? com es menja que t'hagin d'enviar coses a fer? quin morro! fes-te la longuis i passa! les vacances, i sobretot en un lloc així, son per descansar.

Quins records això de la manca de velocitat amb internet! recordo als inicis, ara fa... 12 anys? joooo... com passa el temps! doncs això, quan em baixava a 1 kb/s i, de vegades, aconseguia arribar a 2,1 !!! això si, a altes hores, quan no hi havia massa gent connectada. Quins mals records...

Apa, a gaudir de les vacances que per això estan!

martí dijo...

A la terra de la calma tot discorre sense presses...

ei, veurem alguna pintureta? :-)

Fins aviat!

Anónimo dijo...

Best regards from NY! insurance Arizona accutane office