sábado, noviembre 04, 2006

De un hilo

Siguiendo la pendiente otoñal en barrena hacia el oscuro, largo y triste invierno, me agarro a la barandilla mirando hacia abajo, con los pies resbalando sobre la pendiente, cada vez más inclinada.

La cosa pinta mal: este otoño viene complicao. Muy lleno. Abarrotao.

Muchas cosas en el aire, ninguna banal. Ninguna clara.

Todas y cada una entretejidas con gente, y con emociones fuertes, inevitables, de las de línea de flotación. Mucha lagrimilla contenida, veo en el panorama. Subidoncillos, bajones, nudos en el estómago, malos entendidos, decepciones, nervios, presiones, ceños fruncidos, ansiedades, arf.

Y el agua cada vez más fría y más oscura, allí esperandome. Por si me suelto. Por si no aguanto. Además, me han dicho (sin ánimo de meter mal rollo) que no hay botes para todos, urf.

Y ahora, que nadie se preocupe. Sin dramas, todos tranquilos. Esto no es el Titanic. Más bien una cascarilla en un charco de lluvia.

Pero (los que me váis leyendo) ya sabéis que soy de natural excesivo y me gusta ponerle un poquillo de licencia poética a las cosas.

Para amenizar.

Que el humor es un arma excelente.

Irritante, insuficiente.

Excelente.

10 comentarios:

pere dijo...

Sé sap, xurri, se sap. Trepitjar un quants tolls, mullar els badocs que miren les teves botes d'aigua brillants, tancar el paraigua quan plou i cantar allò de... Com era la cançó?

Marga F. Rosende dijo...

Puff, asi me siento yo este otoño, que me ha dado duro y titánico. Yo ni se donde está la barandilla para agarrarme. Pero yo también soy excesiva darling, eso si, los modelines con corsé me quedan guayss.
Un abrazo enorme guapa.

Albert dijo...

Entesos. Una mica de rumba...

tatxe dijo...

Es que hay que reirse, y reirse mucho de uno mismo. Eso da mucha humildad y fuerza para aguantar casi de todo.

Pero ojo, a veces va más que rebien la ironía en determinadas ocasiones. Una buena puya con humor siempre calma al más pintado.

bellosoli dijo...

doncs això, no cal ofegar-se en un got d'aigua. De vegades dient les coses clares les coses resulten més fàcils. A més, seguint l'analogia, tens un DiCaprio q no deixarà que t'ofeguis! (ara, procura dur una manta per ell q no es quedi gelat com a la peli!)

Arare_ dijo...

Doncs visca l'humor!

I l'(H)amor.

Cantando bajo la lluvia, Pere.

Hanna B dijo...

glups, otoño, oscuridad y agua fría, eso suena durísimo. menos mal que el sentido del humor todo lo ilumina y lo tiempla!!
al mal tiempo buena cara?
no hay mal que por bien no venga?
echemos mano a los refranillos, abrochate el chubasquero y a pisar charcos, me uno contigo!!
petonets

Alfredito dijo...

A veces uno imagina lo peor. La ventaja que tiene esta manera de ver el futuro es que todo resulta menos trágico que lo que se llegó a temer. De todos modos recuerda que cada día sale el sol (aunque sea detrás de las nubes).
Besitos.

Candela dijo...

Ánimos!!!!!!!!!!!!!!!! A pasarlo bien! A pisar charcos!

Anónimo dijo...

Un punto de histrionismo me ayuda a reirme de todo lo que va pasando.
Es una manera mas de no tomarnos tan en serio, no?
A mi preocuprme, me preocupa el frio, con eso si que poca broma! ;)