domingo, noviembre 19, 2006

Hacer montones

Una se siente, en ocasiones, olvidada. Justificadamente o no, olvidada de todos, para todo.
Entonces a una le acomete la melancolía de la soledad y cierta inquietud de autoestima decreciente, regada con cierto puntillo despechado de orgullo con tiritas.

Pasan las semanas y una se acomoda a la situación, incluso le encuentra la comodidad y la utilidad para rematar cuestiones inacabadas.
Un cierto tiempo libre.
Libros, música, paseos.
Miradas por ventanillas de metro, de bus, de coche, de tren, de avión.
Silencios.
Y se acostumbra a la falta de demanda y a la reducción al círculo estrictamente esencial.
Al gris.
A largos desplazamientos en silencio.
A horas de coche con banda sonora.
A jornadas enteras hablando con un teclado.
Al teléfono inactivo.

Entonces el ciclo alcanza su acmé, o culmen, y porque ya lo decía la yaya Xurri unos días atrás, que todo lo que sube baja - más o menos, aunque sea con la ayuda del 112 - acto seguido declina, aunque solo sea por llevar la contra, por recuperar el yingyang ese.

Sincronizadamente, los ritmos ajenos deciden que ya ha pasado mucho tiempo, o se concatenan esas increibles casualidades diversas e imposibles que propician encuentros aplazados 15 años y reunen destinos que parecían entrelazados y que un día divergieron.

Entonces, y sin anestesia, una se siente observada, llamada, amontonada, recordada y reclamada súbitamente por muchos a la vez. Buscada, solicitada, obligada otra vez a estar promiscuamente en el centro de la piña básica, a poner el hombro, arte y parte otra vez. De sopetón. Que, a estas alturas, como que da pereza. Un poco.

Y digo yo, que es que... qué mala es la gente dosificándose!!!

9 comentarios:

manuel_h dijo...

necesitas una buena agenda, o una buena secretaria, y la adecuada planificación. Y así puedes repartir lo amontonado en los días gordos entre los días pequeñitos. Ah1, y necesitas, claro, imponer tu agenda al mundo y no al revés.

besos

Grigri dijo...

Yo llevo unos días de esos en los que te esfuerzas por hacerlo todo lo más mejor que puedes/sabes. Y sólo me llevo que frustraciones. Broncas de unos, incomprensión de otros..

Me siento como CiU, currándome toda la campaña electoral para que al final me salga un tripartito y me deje tirada.

ES QUE HAY ALGUIEN QUE NO SE HA ENTERADO DE QUE ESTOY EMBARAZADA Y DE QUE NO PUEDO HACER VIDA NORMAL??
PORQUÉ NADIE ENTIENDE QUE VOY 1.000 VECES MÁS CANSADA DE LO HABITUAL??? PORQUÉ NADIE TIENE EN CUENTA QUE MIS HORMONAS NO ME DEJAN PENSAR CLARO Y QUE LA MÁS MÍNIMA CRÍTICA ME HUNDE EN UN MAR DE LÁGRIMAS????
Yo no quiero estar así, soy la principal víctima de la situación. Pero esto no lo ve nadie, no lo comprende nadie. Sólo soy una barriga neurasténica que no hace más que quejarse porque le duele la espalda y que intenta escaquearse de todo trabajo que implique esfuerzo físico..

MANDA GÜEVOS....

MH dijo...

Pues sí, sobre todo cuando se acercan las navidades...

Y tú, Grigri, ya te vale, deja de piarlas: haber tomado precauciones.

:D















(ey, solo por si acaso, que es una broma, Grigri, que te comprendo y casi te comparto, que la maternidad es maravillosa y que ya verás cuando lo/la sueltes...Venga, ánimo ¿vamos a dejar que unas malditas hormonas nos jodan la vida?)

Xurri dijo...

Sasto, Manuel, agenda pá ellos, y además UN RESPETO, joé, que ni soy tan buena cuando soy buena, ni tan mala cuando pasan de mí. Que una es sensible, hombreyá.

Gri-gri, yo te comprendo, corasón, aún me acuerdo de mis llantinas en el médico, con la panzota de 8 meses, hipando "e-e-e-es qu-e-e-e me caaa-án-so, eeeee, buaaaa!!!!. Y en casa, que no valgo páaaa náaaa, aaahh, sniiiif. Chica, que poquito se entiende eso, si no lo pasas en primera persona! Ánimo, que afortunadamente es transitorio. (Y no le hagas mucho caso a MH, que aunque a veces tiene un punto rasgao, no es mal chico, es qeu le gusta provocar)

Arare_ dijo...

tranquila, grigri, que cuado lleves tres ya no será nada (prometido)... y si luego te "caen" dos más, lo único que jode ya es planchar camisas. Todo lo demás a una le importa algo así como un huevo (o dos)
:)

Aix, xurri, que es que me he solidarizado con grigri en lugar de contigo, reina mora, I'm zorry!

Pablo dijo...

Hola!, pasaba y saludo :D. Ya se te extrañaba!! :). Un abrazo!

martí dijo...

Ai, el yingyang ese :D

Hanna B dijo...

eso es cierto que pasa y ya están tardando los expertos en analizarlo. dependerá de ciertas estaciones del año o de ciertas acumulaciones de trabajo entre semana o lo que sea, pero hay días en que no recibo un triste e-mail (personal) ni un triste sms, y hay otros en que todo llega de golpe. yo lo llevo fatal, no me gusta el efecto ola en las relaciones sociales!!!!!
ala, ya me he desahogao :) (yo tambien, yo tambien..!!)
gri-gri: ànims wapa!

denke dijo...

ultimamente tengo mucha sensacion de desconexion en cuanto no hago nada...
quedarme sentado con la mente en blanco, momentos de soledad desaprovechados