martes, julio 03, 2007

Momento Elvis


Aunque hace unos meses pere, nos invitaba a una versión de "in the guetto" bastante sugerente, el salto atrás se produjo ayer cuando Albert sacó del baúl a un Elvis impactante, y me pilló en plena eclosión de mi sentido de la vida.

Aún emocionalmente preocupada con la intrascencendia del ser, con la cancioncilla de Monthy Piton de banda sonora y mirando a mi alrededor con el convencimiento de la trivialidad, ayer me colgué de la voz del rey.

De sus ojillos medio cerrados, de su nariz rectísima y su boca en arco, sus pómulos excesivos, de pillo, casi femeninos, sus flequillos abundantes y rebeldes, sus patillazas, sus gafotas de mosca y sus trajes brillantones y escotados, con cinturones a la cadera y grandes solapas - paradigma de lo hortera.

Ayer me pareció que podía imaginarme en su piel, en su riqueza y su despilfarro, en su interpretación de sí mismo y su desfachatez en el escenario, en su risilla cuando se iba de letra o de ritmo (ay, qué peazo músicos llevaba, que le seguían en todas sus imprevisibles rarezas!), en su vida familiar de escaparate, con vanidosa esposa florero de maquillaje superlativo y peinado imposible, y niña clónica y triste de calcetín largo y coleta pátrás, marco siempre a la belleza y juventud de una madre cada vez más lejos de las patillas paternas. Ostentosa felicidad matrimonial y ostentosa infelicidad divorcial.

Ayer viví como en mi piel ese progresivo cuelgue químico y tóxico y lipídico, paralelo al hundimiento de su boca entre los carrillos y a esa voz cada vez más grave, a su caricaturización y deterioro, esos patinazos en público, ese desorden vital, esas canciones cada vez más por la patilla, pero con momentos cada vez más mágicos... pobre tío.

Ayer me pareció como la de Lady Di esa muerte suya, pública y vergonzante, universal y sentida, mediática, llorada con lágrimas generalizadas que sólo esperaban una excusa para poder salir a chorro... el 17 de agosto hará 30 años que Elvis la palmó, con 42 tacos.

Con el mayor de los éxitos y el mayor de los fracasos. Con todo y sin nada. Con sentido y sin él. Como la vida. Simplemente la palmó.

El rey murió. Viva el rey.

7 comentarios:

tatxe dijo...

One for the money, two for the shoes, three to get ready... y el resto ya es historia del rock'n'roll.

Hans dijo...

Gran entrada de homenaje al Rey. Qué grande era Elvis; aunque soy más bien de los materiales antiguos, más 'rock'n roll', Suspicious minds es una de las mejores canciones de la Historia. Yo la canto mucho, me pone como de buen humor a pesar del texto; tiene 'ese ritmillo', los coros son cojonudos y es uno de los mejores ejemplos de canción-con-banda-imponente (atención a los metales y a esa telecaster haciendo ritmos).
Eso sí, no ponga en la misma frase al Rey y a Ladidí. Casi que es una falta de respeto ;-D

Jordi Gil dijo...

No todo el mundo, necesita que la megafonia anuncie que "Elvis, ha abandonado el edificio", para que la sala se vacie.

Hans dijo...

Muy cierto, Jordi Gil, muy cierto :-D

Xurri dijo...

y a mi que la laididi y elvis me son parecidos por los tsunamis de lágrimas que levantaron a final del verano, uno en los 70, la otra en los 90... cierto que los méritos de uno y otra no sólo es que no sean comparables, no son ni siquiera mencionables en una misma frase, lo se. De hecho nadie lleva una laididi colgada del retrovisor moviendo la pelvis. El trabajo que habría para inventar un gadget característico, tan insulsa era ella. Pero -sintiendo que coincidan - es cierto que las multitudes sentían parecido.

La música del rey, ah... Hans, una delicia. Y si, Jordi, allí no se movia nadie hasta que no se descartaba la posibilidad de estar respirando el mismo aire que el divo.

Un trance, lo mío con Elvis.

el paseante dijo...

L'Elvis no s'ha mort dona (ni el Dean, la Monroe, la Diana o el Disney). És que a la tele ens enganyen. L'Elvis ara és regidor a l'ajuntament de Reus.

issis dijo...

Viva!
Y viva también In the ghetto, mi canción favorita, que aprendí en clase de inglés hace muchos años y desde entonces en cada sesión de karaoke.