domingo, noviembre 25, 2007

Teletransporte

De todos los artilugios e inventos fantásticos que he ido leyendo en la ciencia ficción y viendo en las pelis y series del espacio y el futuro, sin duda mi preferido es el teletransporte.

Nada me gustaría más que el teletransporte a voluntad.

Para mi, y para otros.

De aquí pá llá, señor O'Brien:
  • Que me he hartado de la sobremesa plasta y quiero ver la puesta de sol al otro lado del muro?: teletransporte y que zurzan a la sobremesa.
  • Que hay una plasta hortera y chillona que nos machaca a gritos con opiniones infumables?: teletransporte y que aparezca en un plató de telebasura.
  • Que hay caravana y tengo ganas de llegar a casa y me da cargo de conciencia contaminar con el coche?: teletransporte y aparezco directamente en mi sofá.
  • Que es de noche y no tengo sueño y quiero estar mirando la luna al borde del mar?: teletransporte y a la playa.
  • Que la reunión se prolonga injustificadamente y el plasta ese no se calla? teletransporte del plasta a otra reunión, que le de la brasa a otro.
Seía un poco caótico, así que se trata de que sólo yo tenga la opción de teletransportar (me) (les).
Aunque reconozco que me da cierto pánico la idea de disgregar todas mis moléculas en un espacio incierto, para enviar la señal de ubicación de todas ellas, fotón a fotón, a un lugar remoto y esperar que se recompongan adecuadamente (se supone que este es el mecanismo esencial del teletransporte).

Ya se sabe que el miedo a la disolución o disgregación de uno mismo es uno de los miedos esenciales del ser humano, concretado en el miedo a la locura, y aún más, a la muerte.
Los bebes lo sienten, y por eso lloran* (jé).

*Venga esas transformaciones, que después de negociar duramente que nos dejaran hacerlas en castellano, me he quedado sola con la lengua de Cervantes!

8 comentarios:

gemma dijo...

Dí que sí! que ando yo con duras negociaciones con el Sr. Paseante para que se anime al deleite de la transformación y no te deje sola con Cervantes, que los tríos (dicen) tienen lo suyo...

Ludovico Simplon dijo...

Hola Xurri, ni GPS, ni teletransportadors, ni Ipods, ni boles xines: El comandament del temps es l’ estri definitiu, (…per cert, no ho hauré vist en un capitol de Doraimon?)
Sobre les transformacions, em diverteixo molt llegint-les, pero com deia aquell, tinc pànic escenic.
Bon nadal

Albert dijo...

Doncs jo, de jovenet, somniava amb les cabines teletransportadores de matèria. Una meva de cabines telefòniques (com les d'abans). Ja es veu que es tractava d'un servei més limitat (encara no hi havia telèfons mòbils) que el que tu proposes, però tenia el benefici de que, en ser una mica órganitzat, tenies un risc menor que les teves molècules s'estavellissin amb d'altres (tot i que, en el meu cas, també hi podria sortir guanyant, segons amb quines xoquessin). En fi, no tinc remei, a mi m'agrada l'organització!

violette dijo...

Oh sí! Jo també somio en ser teletransportada i teletransportar els plastes i els dolents. Podem compartir el comandament?

Esther dijo...

Xurri, creus que en una situació així en que necessiti ser teletransportada, si tanco els ulls i ho desitjo molt i molt fort no passarà?????? segur segur??? petonets guapa i bon dilluns!

Xurri dijo...

Vale Gemma, a ver si le convences… dos hombres que pasean entre los árboles frutales, oyendo correr el agua de la acequia, en la tierra de la niebla… si el argumento le pega un montón!!!

Ludovico, el comandament del temps és sens dubte interessant, però un pèl solitari… ah, en Doraimon, el meu ídol, jo vull que sigui el meu amic, i que deixi ja el ploraner d’en Novita, que no se’l mereix!! Transforma, home, transforma, no tinguis por, que no tenim crítics.

Albert, qué metòdic!! Hi treballarem. No volem perdre ni una molècula, que mai se sap si és la crítica.

Es clar Violette, em demano dies senars.

No ho se, Esther, jo encara no ho he aconseguit, però potser si perseveres….ja m’ho explicaràs!!

el paseante dijo...

Vale!!! pesadas, que sóis unas pesadas :-) Y ya existe el teletransporte. Llamas a Ryan Air y te desplazan de una reunión de trabajo a... París (por ejemplo) por cuatro cuartos. Se parece mucho, no?

Xurri dijo...

sisi, mucho llamarnos pesadas pero no lo haces... al final te imitaré yo el estilo, y luego tendrás que conformarte con algo peor que lo que tu harías...
ya vés, un avión es una de las cosas desagradables que uso a menudo y que podría ahorrarme con el teletransporte.