miércoles, diciembre 19, 2007

Huelga de cenas de navidad

Quiero anunciar que me declaro en huelga de cenas de navidad. Que nadie se lo tome a mal, pero no pienso asistir a ninguna.

Estoy en contra de las críticas a los jefes ausentes en clave de humor, los flirts entre compañeros de trabajo (que fueeeerteeee!!) bajo el paraguas de la intoxicación etílica, los sondeos de asistencia para preparar planes aparentemente "casuales", y la gente que (disimulando) (mal) va a la pelu justo antes de la cena para estar guapa en tan sonado evento. Estoy en contra de que la cena de navidad sea "el acontecimiento del año".

Estoy en contra de las sobremesas eternas en las que esperas eternamente para comer bazofia a precio de orillo, en contra del ruido ambiental aislante, de que te toque delante alguien con quien no congenias, y muy especialmente de las risas flojas por cosas sin gracia al otro lado de la mesa, o en el tuyo, me da igual. Estoy en contra de los eternos protagonistas que "son demasiado", las que se pasan de vueltas con el camarero y los que se atan la corbata a la frente y bailan con la gorda de administración, dando tema para comentar en la máquina del café durante meses. Estoy en contra de las barretinas de borde blanco y de las cámaras de fotos en busca del ridículo ajeno. Estoy en contra de los pases de fotos ridículas en horario laboral.

Es que, en general, estoy en contra de las cenas de navidad. También de los regalos del amigo invisible. Además, y específicamente, de la ropa interior de color rojo.

Estoy en contra la exaltación histérica de la amistad fuera de tiesto, de las resacas incómodas, y de la confusión entre alcohol y simpatía.
No quiero intimar con el resto de empleados. Ni son todos geniales, ni mucho menos lo soy yo, y además, no me apetece. Que no me busquen, plis, que yo a lo mío y tan amigos.

Por todo eso, me declaro en huelga de cenas de navidad.

Al menos a las de empresa y similares. Por favor, no me inviten.

De faltar a las familiares no hay güevos, de momento.

9 comentarios:

Tatxe dijo...

Pues vente a mi empresa. No hacemos amigo invisible, no hacemos fiestas de cumpleaños, no tenemos cesta de navidad, y como cena de navidad hacemos un desayuno el día 24 (cafe y pasta) y a las 12 nos vamos todos a casa.

Lucía dijo...

Yo creo que también me declararé en huelga ... aunque de las familiares tampoco me atrevo.

Mis padres me imponen demasiado.

Jordi Gil dijo...

¿O todas son iguales o trabajamos juntos :-P ?

Esther dijo...

yo mañana tengo comida de empresa y como sólo llevo tres meses no sé si me encontraré con la cara oculta de más de uno... miedo me da... ya te contaré!

Xurri dijo...

waaala, tatxe, que lujo.

insurrección navideña, lucía!

trabajamos juntos y no lo sabemos?? será poque no voy a las cenas...

urfs.. mala presentación, estas cenas.

El veí de dalt dijo...

M'ha quedat claríssim... on dius que sopes?

Xurri dijo...

amb tu, veí, amb tú.

el paseante dijo...

Estaba pensando en montar una cena de bloggers para las próximas Navidades. Es que nunca he bailado con la corbata atada en la frente. Podríamos colgar las fotos "diver" en los blogs. Te apuntarás ¿no?

xurri dijo...

terrorista!