sábado, enero 05, 2008

Reyes mareaos



Francamente, espero que sus majestades los reyes de oriente no hayan elegido la patera como medio de transporte este año. Tal como estaba el mar ayer (véase bonita toma desde l'Escala, a unos dos kilómetros de donde una ola especialmente grande me lavó el coche enterito), no habría forma de distinguir al blanco del rubio del negro: llegarían los tres y sus respectivos camellos de color verde manzana.
En cuanto pasen los tres días que me quedan de holganza superlativa volveré a mis rutinas. De momento, sigo en modo telegráfico.
Me voy a ver la cabalgata con mis sobrinas, y de paso, a reclamar mi dosis anual de carbón. Suerte con el reparto!!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No siguis "ceniza"... carbó? No m'ho crec.
(quina mandra tornar a començar)

pere

Lucía dijo...

Yo ya volví al trabajo esta semana pasada así que ya no me siento en fiestas, pero me han traido un detallazo que me ha animado mucho.

Seguro que aparte del carbón has pillado algún caramelito!!

Xurri dijo...

carbón y caramelos, para regocijo de mi dentista, ay!
Y un llavero que es un sapo coronado que porta un corazón... toda una promesa, pero lamentablemente arreactivo frente a los besos apasionados.

el paseante dijo...

Un sapo coronado que porta un corazón... Deu ser bonic de veure.

Xurri dijo...

ho és.