domingo, febrero 24, 2008

Peso, luego existo

Me he pasado toda la semana en perpetua cura de sueño. Cada día me he ido a dormir antes de las 11, y aunque suene normal, os digo que eso es algo excepcional, totalmente. Tanto es así, que llegado el jueves me desperté antes que el despertador, y llegado el sábado, a las 4 y media de la madrugada ya no sabía cómo volver a dormirme y me puse a leer.

Será por eso que, a sueños raros, la semana pasada no hay quién la supere.

Esta madrugada he soñado con la esencia misma de la materia, y en términos muy exactos. Todo ha empezado recordando las partidas de cartas con mi abuelo, a la brisca o a la ronda, con aquella baraja tan usada que en el reverso tenían un anuncio de básculas:

"El aire pesa, con básculas ..."

(...Nomen? a ver si me estoy liando con el arroz?).

Eso - lógicamente - me ha llevado en mi sueño (imaginad un zoom con fundido en blanco) a pensar en las densidades de las cosas y de dónde provienen. Luego he pasado a pensar en mis propias densidades (todos los sueños tienen su planteamiento).

En la fase rutinaria (todos los sueños tienen su nudo) me veía muy concentrada, con una cajita delante, en la que iba clasificando - previo sopesar en la mano - los distintos átomos y moléculas, que me componen, y que - con gran facilidad - iba extrayendo con mis propios dedos de la mano derecha, de mi mano izquierda. Eran como cosillas irregulares, aglutinaciones de bolitas de colorines.

Ésta es chiquitina, ligerita y transparente, será una moleculilla de agua. Mira, este es denso y rojito, será un hierro, me pregunto qué hará aquí suelto. Esta cosa tan gorda tiene que ser un lípido: es grande pero no muy densa. Y esta, uf, esta si que pesa; tan blanquita, debe llevar calcio - vendrá del hueso?. Uix, qué cosa más larga y elástica, esto es un colágeno, seguro.

Cuando llevaba ya un rato y me estaba aburriendo, por una parte, y por la otra, quedando sin mano izquierda, he cogido la cajita y (algunos sueños tienen desenlace) la he pesado. Lógicamente todo con la mano derecha. La muñeca izquierda acababa en una especie de zona luminosa en azul cobalto, que soltaba chispitas atómicas.

Y entonces, gran revelación: peso, luego existo.

Movida por tal clarividencia, me he despertado.

Soy friqui, lo sé. No os quejéis, por lo menos posteo.

13 comentarios:

Albert dijo...

Nocrec que ningú es queixi, al contrari. T'anava a explicar un somni que he tingut aquesta nit, però davant de la inmensitat dels teus, mejor me callo. Uix, ja són les 22. Corre cap al llit....

Tatxe dijo...

Yo, como soy gorrón profesional y psicólogo de salón, por una madalena y un café, te interpreto el sueño :)

Arare dijo...

¿cuanto pesa tu existencia, reina mora?

pere dijo...

Jo, mod�stia a part i sense �nim d'ofendre, existeixo m�s que tu... i sense necessitat de roba.

(cal comprar piles)

Jordi Gil dijo...

Si peso, luego existo, entonces ultimamente existo mas. ;-P

Arare dijo...

uix, pues yo existo un poco menos que hace unos meses... ¡habrá que vigilar!

martí dijo...

Desviacionsprofessionalsapart, resulta especialment interessant això del blau cobalt a la mà esquerra...

per la resta, tranquila, que tot té solució ( o gairebé).

Hans dijo...

Pos me parece muy buena la inspiración de la actualizaçao. La mía ha sido mil veces más cutre ;-D
P.S.: Estoy procurando existir un pelín menos :D

Xurri dijo...

Va, albert, explica, explica!! Però afanyat, que tinc son :)

Sirven los cafeses y madalenas virtuales, tatxe? Porque tengo entendido que, además de psicólogo de salón, eres hosco, y en realidad sí que me gustaría una interpretación de andar por casa. Por si lo de la mano es peligroso, más que nada.

Arare, no sé cuanto pesa mi existencia porque me he quedao sin pilas, pero supongo que entre 50 y 55 debe andar. Lo que sí que se es lo que me pesa existir, que no es moco de pavo. No te diluyas, que se descuida una y acaba en ná, literalmente.

Pere, ens ho hem d’imaginar, aixó que dius?

Jordi, después de navidad yo también suelo existir de forma más cuantitativa.

Un blau una mica inquietant, obviament electrònic. M’has descobert: sóc la dona biònica. El que no entenc es perqué quan em tallo em surt sang (tan poc xarming), en comptes de llum blava (que quedaría d’un xic!!!).

Xurri dijo...

Hans.. te pesa la existencia de los candidatos tal vez?
Te leí, pero sin comentario, que ya sabes que cuando posteas y te metes con quien tu ya sabes, te flagelo con el látigo de la indiferencia. aiiiins...

el paseante dijo...

Sueñas cosas surrealistas porque te has dado a la mala vida: acostarte temprano y leer. Espero que, al menos, te alimentes bien y puedas incorporar nuevos átomos a tu cuerpo.

Júlia dijo...

Un somni profund, filosòfic, científic i intel·lectual, òndia, és que fins i tot somniant ets un geni.

Xurri dijo...

paseante, ahora me quedo con la intriga de saber qué habré comido para ser azul cobalto... creo que igual he comido demasiadas xuxes..

Júlia, només em patina la neurona, ces't tout I'm afraid. Però, vaja, m'agraden els compliments, jé.