domingo, agosto 24, 2008

Je je.. :o)

Pero cómo me apetecía, poddió!!


8 comentarios:

tatxe dijo...

Pero que rabia que me das... ;-D

xurri dijo...

Lo sé, y lo siento... la vida es dura, chico. Ya vendrá el invierno. Ahora estoy en modo cigarra "on"

:o)

tatxe dijo...

Tu y los cuarenta que leen tu blog, porque sólo dos comentarios es algo significativo :-D

Pero ya lo dijo el señor, la venganza será mía. En Noviembre me voy a Laussane (o como leches se escriba) a un hotel-balneario a que me soben los michelines y me hagan la pelota (a parte de otras cosas que he de haer).

Arare dijo...

yo también quiero que me sobren los michelines, que últimamente adelgacé demasiado, er... ah, no!

yo te leo, eh? lo que pasa es que puedo responder pocas veces, porque la historia esa se corta y... puaj, tanta tecnología para no poder dejar ni un mensaje, bah!

tot bé, reina mora?

el paseante dijo...

Esa foto es de unas sandalias festivaleras de una Xurri en vacaciones? Disfruta poddió. Y cuéntanos qué tal te ha ido. Si quieres.

Esther dijo...

disfruta al máximo que hasta el año que viene se nos va el verano... besitos

manuel_h dijo...

quince días después... ¿qué tal?

Xurri dijo...

Tatxe, no tiene nada de particular desaparecer un par de semanas en agosto, creo que el 70% de los asalariados de la península que tenemos contrato fijo lo hacemos. El otro 30% trabaja en hostelería, obviamente. Piensa que un estudiante o un maestro dan mucha más rabia. En noviembre si que darás envidia, porque estaremos en plena depresión invernal – bua. Aunque – toma nota – tu también volverás a casa. Aquí, o eres rico, o two stones, corasón. Espero que tengáis la salud más ordenada en casa… que he leído un poco y me he mareao yo misma.

Arare, ya te veo amarrando pronto por aquí, después de varios meses de ejercer de reina mora en al- andalús. Tot be. Guardándote la ausencia. Y yo también te leo, clarostá, aunque para no comentar no tengo excusa.

Si, paseante, eran mis sandalias festivaleras. Disfruté, poddió que disfruté. Ahora toca el aterrizaje, que es por definición forzoso, que si no… de qué!

y… ya se fue!, Esther. Besos igual.

Pues mal, manuel, mal, a que negarlo (puedo llorar?)