sábado, septiembre 20, 2008

Musarañas

Esta mañana hemos madrugado para aparecer en una playa del norte muy pronto, casi en horario de oficina, para una excursión submarina familiar.Aunque, en cuestión de excursiones, una servidora es de secano, claramente.

La idea de salir del agua con un pulpo por montera me da repelús, por no hablar del claustrofóbico temor que me produce pensar en tener varios metros de líquido no respirable por encima. Y eso de llevar un traje integral frío y mojado durante horas... Así que me he quedado un par de horas de sufridor en tierra, y no me he mojado más que los tobillos. Poco: para mí hacía frío. Soplaba airecillo.


















Mientras esperaba a que volvieran a surgir del agua mis seres queridos, escrutando la superficie del agua, me he quedado abstraída, hipnotizada, ensimismada, ¿embobada?. Estado, por cierto, al que últimamente soy propensa.

Sin buscarlo mucho me he encontrado reflexionando. Densa y lúcidamente. Con detalle, infiriendo sobre experiencia vital y con potencial aplicación práctica inmediata. Un momento brillante, útil, clarificador.

He pensado que, al volver, escribiría todos esos pensamientos inmediatamente en un post, y al escribir acabaría de rematar las conclusiones vitales lógicas y útiles que claramente se me dibujaban sobre la superficie del mar.

Tenía lápiz a mano pero no he echado mano de él, confiada en mi memoria.

Mal hecho.

5 comentarios:

tatxe dijo...

Lo malo de estos momentos, es que cuando los quieres pasar a papel, lo único que recuerdas es la sensación y no el camino intelectual que has seguido para llegar a esas conclusiones de las cuales ya ni te acuerdas.

mar dijo...

bon dia, xurri
quantes coses s'hauran quedat perdudes en la memòria...
sempre he pensat que el que no es caça al vol, costa de tornar a caçar

ps- jo tampoc m'hagués summergit...aiiisss, entre freda que està i això del pop per motxilla, t'hauria fet companyia a terra ferma

una abraçada

jaka dijo...

Per mi es súper difícil explicar per escrit qualsevol cosa i es veritat al cap de molt poc temps ja no recordes quasi res.

Petonets,
&;D

el paseante dijo...

También me habría quedado en la orilla, esperando a los del neopreno, tomando una cañita fresca.

También me pasa eso de no anotar un momento, y confiar en mi mala memoria.

Xurri dijo...

La memoria de pez es lo que tiene.

Haguèssim compartit tovallola per tapar-nos del fred - quin biruji feia!

Si Jaka, ha de ser al moment.

Será por eso, paseante, que creas con ese ritmo circular, en el que vas dejando miguitas de pan de recuerdo en los márgenes del papel.