miércoles, septiembre 24, 2008

Xurri bajo la lluvia

Llueve.

Camino bajo el azul de mi paraguas, inconsciente de mis pasos automáticos y pragmáticos, encaminados. La cadencia de mi pisar acompasa pensamientos accesorios.

No tengo prisa. No tengo frío. No estoy alegre. No estoy preocupada. No siento nada.

Camino.

Como en un videoclip casero van pasando luces en el agua de la acera. De tiendas, farolas, coches y semáforos, de la boca de metro. De fondo, como créditos de película, diciendo todo no me dicen nada.

Camino.

Me rebasan sombras y ropas y cuerpos y almas, bolsos llenos y carteras vacías, compras de supermercado y mochilas de deporte, conversaciones de T10 en mano. Charlas que no son para mí. Vanas o emotivas, cotidianas o vacías, importantes o irrelevantes.

Ignorada, las ignoro.

Camino.

Me inunda el pecho un sentimiento, palpable, desde un rincón privado en plena calle.

Flota a cámara lenta a mi derecha.

Levanto la vista e intruyo un espacio paralelo donde dos cuerpos se afanan, arrastrados sin remedio uno sobre otro, puro presente.

Avariciosa, me demoro, mi paso retenido entre el pasado y el futuro: no hay ruido, no hay lluvia, no hay gente, no hay luces. Solo el magnético intuir robado en la lentitud de un recuerdo difuso y resignado. Blando, dulce, inquietante, poderoso, desmentido, remoto, añorado, inalcanzable. Breve.

Como el clic de un interruptor, mi paso roza el suelo y vuelve la calle, la gente, el ruido, la lluvia. Continua mi caminar.

Cierro el paraguas y miro al cielo: las nubes alumbradas por la ciudad son anaranjadas. Las gotas que me tocan, grises a la luz de las farolas, caen hasta el cristal mis gafas. Suena un movil, pasan una moto y un autobús. Paran los coches, me toca pasar.

Llego tarde, pero eso ya no tiene arreglo.

8 comentarios:

Hans dijo...

El título se aviene al tono, que no a la forma y desenvolvimiento de lo escrito. El haiku no es suficiente, supongo, para tantos tonos de ¿gris?.
Espero que estés bien. De veras. Besos.

Xurri dijo...

Estoylo, estoylo. Es el otoño, ya sabes, siempre igual...

besos.

el paseante dijo...

Leyendo tu texto, me ha recordado a las canciones de Facto Delafe. Tiene un ritmo cadencial. Tiene música interna. Creo que echas de menos ese espacio que murió. Ese texto es de ella.

En realidad, tú tambien eres una observadora, una paseante.

martí dijo...

És la passa més deliciosa que he llegit. Una sola passa i és el tot, com si res.

xurri dijo...

Paseante, un dia te contaré un secreto.
Y si, hace meses que tengo en el mp3 a facto delafe, y sus flores azules.

tot, i res. com tot, i com si res.

el paseante dijo...

A veure si és veritat i m'ho expliques.

manuel_h dijo...

septiembre!

Xurri dijo...

Septiembre, manuel!!!
(recontra!!!!)