domingo, noviembre 09, 2008

Castañas del fuego
















He caído en la cuenta de lo adecuado que es celebrar la castañada por estas fechas.

Al llegar esta época del año suelo constatar la tremenda complicación que representa la comunicación entre los seres humanos. Ya nos cuesta cuando hace sol y estamos frescos y positivos, en cuanto nos sobrevienen dos semanas de lluvia y cambio horario, cualquier interacción se convierte en un diálogo para besugos.

Hay peloteras en cada rincón, aguardando agazapadas a que pasen dos seres con necesidad de intercambiar información, opiniones o simples datos. En cuanto las víctimas se detienen e inician la charla, saltan los conflictos proyectados desde los puestos adelantados, donde cizañas francotiradoras se acodan siguiendo las frentes propiciatorias con una mirilla laser. En un momento de despiste tienes un circulito rojo rondándote el entrecejo, y de golpe ....pam! salta el conflicto!

No lo habéis notado?

Saltan, palabra, de cabeza en cabeza, como los piojos en una clase de primaria.

Bueno, pues yo si lo he notado. Y en los últimos 10 días me ha tocado mediar en un puñao de trifulcas.

Conflictos embrollados, complejos, airados, escritos, retorcidos, delicados, difíciles, irreconciliables, dolorosos, irritantes, cómicos, intrascendentes, informativos, ofensivos, cruciales, malintencionados, gritados, inevitables, graciosos, ridículos...

Desde me has dao en toa la frente, hasta que te compre quien te entienda. Desde pues yo a ese no le ajunto, hasta y se puede saber porque ese no me ajunta?. Desde un quítame allás esas pajas hasta eso no me lo cobras ni jartovino. Desde te has pasao tres calles, hasta ese aparcamiento lleva mi nombre. Desde te lo digo por tu bien: tú no puedes seguir (rellénese lo que proceda), hasta hazme caso, tú lo que tienes que hacer es (rellénese con lo que se estime oportuno).

Y llegado el punto de máximo desencuentro, toca sacar las castañas del fuego. Y dedicas una o dos horas a identificar hechos, separar emociones, aproximar posiciones, proponer salidas aceptables, negociar concesiones y cerrar acuerdos.

Y hasta la siguiente.

Que habida cuenta que son fórmulas sencillas, reaplicables y útiles en todas las circunstancias, se las podría aplicar cada uno, no?
Que yo me canso.
Que esto cansa.
Y baja las defensas.
Y agria el carácter.
Y afea, que me pongo amarilla como un Simpson.
Y arruga la piel y pone el pelo lacio, que se me cae y no brilla.
Y me duelen los huesos y no tengo hambre ni sueño y me da pereza llevarle la contraria a la gente.


Pero es que la gente discute! y entonces las cosas no salen pálante.

Y eso que yo tengo también mi mal carácter, y me aguanto y me callo pá no liarla. Que la gente me gusta poquito, también me jarta, y pienso que no suelen llevar razón, y se mueven tanto por orgullo! y me dan ganas de cabrearme y cerrarme en una posición intransigente y cerril, y decir que no voy a dar mi brazo a torcer, para forzar que venga alguien detrás a sacarme las castañas del fuego: a identificar hechos, separar emociones, aproximar posiciones, proponer salidas aceptables, negociar concesiones y cerrar acuerdos

Hasta la siguiente.

Me pido que venga otra a hacer de castañera, y (ya puestos) que se le ponga a ella cara de bruja.

8 comentarios:

el paseante dijo...

Y eso que tenemos más horas de luz que los finlandeses. Allí sí que venderías castañas de las buenas. La verdad es que ésta es la época triste del año. Soy más feliz en enero (aunque haga más frío) porque quedan menos días para la primavera.

Los panellets no te los compré. Pero las castañas (las de comer, las asadas) me vuelven loco (aunque ya sabes que como de todo).

martí dijo...

I també hi ha qui es descuida de posar les castanyes al foc...

La resta, és com conduir: esquivar sense topar de front, i que cadascú segueixi el seu camí ;-)

El veí de dalt dijo...

Vinc d'una reunió de veïns...ni t'explico!

Tenblog dijo...

pues...que cada uno se saque sus castañas del fuego y se las haga al punto que desee. Si se le queman que se joda, bastante tengo yo con ser TopModel....

Xurri dijo...

no ens barallarem per les castanyes, paseante: a mi m'agrada el foc i l'olor de quan es fan, però no m''agrada massa menjarles. fa molta falta la llum, crec que al nord em tornaria tarumba.

m'agrada la idea martí: conduir sense topar.

marededéusenyor, veí, quin martiri!

dí que sí, tenblog, que tu ya tienes lo tuyo.

Jordi Gil dijo...

Es que a los mediterraneos,no nos pueden quitar el sol, porque después pasan estas cosas.

manuel_h dijo...

tú sobre todo toma nota para poder contárnoslo después, y no te canses ni te cabrees, que de todos es sabido que, efectivamente, la gente no suele llevar razón!

Xurri dijo...

nos mustiamos, Jordi.

tomo nota, tomo nota. lo de cabrearme o no ya es más difícil (poquita paciencia le queda a una al cabo del día...)