domingo, enero 18, 2009

Me mudo al trópico

Mis tulipanes han decidido, precisamente hoy, empezar a brotar.

Tímidamente.

Hoy, que una vez más la mañana me encuentra hastiada del tedioso ciclo de muerte y renacimiento de cada año. Ciclo que presencio, y - como si me corriera clorofila por las venas -protagonizo en primera persona.

Con esta molesta sensación de irrelevancia atenazándome, anclándome al sillón, paralizada por la evidencia de mi futilidad. Cumpliendo rutinas automáticamente. Bloqueada cualquier acción por la certeza de la inutilidad y de la intrascendencia. Quiescente. Sin estar, sin hablar, sin crear, sin dormir. Ignorándoos. Ignorándome.

Postponiendo esa tediosa y absurda negociación conmigo misma: a mínimos, a sottovoce, enumeración de listas de agravios antiguos y racionalización cansina e iterativa de fatalidad, absurdo enfrentamiento anual con los efectos del frío y la oscuridad. Como si fueran culpa mía, o consecuencia de mi pensar. Como si fueran ridículas consecuencias de desequilibrios homeopáticos o bioquímicos tributarios de modificación. Como si pudieran limpiarse con consejos no solicitados.

Las plantas reajustan su distribución de savia cuando su circulación se dificulta por la llegada del frío y las horas de luz disminuyen la eficiencia de la fotosíntesis. Salomónicas, sacrifican las hojas: las dejan secar y se libran de ellas por abscisión, separándolas de las ramas. Vale, es para que la planta sobreviva a mínimos y las yemas superen el invierno y rebroten al año siguiente, pero cuéntaselo a las hojas.

A mi se me dificulta la circulación de la alegría cuando se me enfrían las manos y los pies, y las horas de luz eléctrica reemplazan el calor del sol en mi pelo. Salomónica, sacrifico mis ganas; las dejo secar y me libro de ellas por abscisión, separándolas de mi corazón. Vale, es para sobrevivir a mínimos y que mis emociones superen el invierno y rebroten al año siguiente, pero cuéntaselo a mis ojos.

Será por eso que lo que hago es vegetar.

Pero se me queda corta la vida. Ya me rebelo contra perder un tercio diario del tiempo inerte, durmiendo, recargando las pilas. Me parece un derroche intolerable además hibernar un tercio del año desganada, esperando la playa y la manga corta. Quiero más, mucho más, multiplicarme, ver más, hacer más, ser más. Antes de que el ciclo se acabe y la película finalice con un mediocre fundido en gris.

Es obvio. Tengo que emigrar al trópico.

8 comentarios:

Montse dijo...

Mira, el contingut és seriós. Però la manera que tens d'escriure és sublim.

Tranqui! Canta!!! (ja no te'n recordaves, eh?,eh?,eh?)

Canta, Xurri, que aviat arribarà la primavera!

un petonet tropical, reina mora!

Sani Girona Roig dijo...

La Montse se m'ha avançat. Que bonic i preciós que ho has dit

Mentre fas temps per poder aconseguir fer realitat els teus somnis,tapa't i cuida't i ves vigilant les tulipes.

Records
Sani

bitxo dijo...

Hazme un sitio en la maleta, plis :)

Jordi Gil dijo...

Yo si que no me pierdo lo de dormir, pero estaría bien pasar los inviernos, en el hemisferio que es verano.

el paseante dijo...

Me parece que a la mayoría nos disgusta la temporada de frío (excepto tipos como mi cuñado, que cuando asegura que prefiere el invierno le correría a gorrazos). Piensa que en el trópico no necesitarías ropa de abrigo, ni calefacción, ni kleenex para sonarte por culpa de los resfriados... Coincido con Montse y Sani en los elogios hacia tu post. Me ha encantado.

Xurri dijo...

Me arrebujo en el rincón del sofá y escondo la cara hasta la nariz en el cuello alto de mi jersey, mientras leo vuestras palabras y pienso... sois cálidos.
Besos para todos, Reina Montsemora, Sani, Jordi, paseante... bitxo, tú encoge las piernas que cierro la maleta, ya te aviso cuando lleguemos ;o)

Albert dijo...

Juro que estava cnvençut que t'havia deixat escrit: "quan marxem?". Però a mi tampoc se'm posa massa bé la calor....

bellosoli dijo...

a mi m'agrada el fred i els dies foscos. Tot i que prefereixo clarament l'estiu.

No és qüestió d'eliminar el fred, potser. Per mi l'ideal seria canviar la proporció: 1 mes de Maig (així cada dia un raig), 5,75 mesos de Juny (bon temps sense morir de calor), 3 de Juliol (platja!), 1 Setmana de Setembre (Santa Tecla, jejeje), Un mes de Desembre (ei, que m'agrada tenir vacances per nadal) i un de Gener (per esquiar).

Clar, tot això amb filosofia Hilton: compte bancari tan exagerat que no em cal treballar sinó que puc viure de luxe!

Demano massa?