miércoles, marzo 25, 2009

Malos tiempos


El azul del mar inunda mis ojos,
el aroma de las flores me envuelve.
Contra las rocas se estrellan mis enojos
y así toda esperanza me devuelven.
Malos tiempos para la lírica.

Las ratas corren por la penumbra del callejón.
Tu madre baja con el cesto y saluda;
seguro que ha acabado tu jersey de cotón.
Puedes esbozar una sonrisa blanca y pura.
Malos tiempos para la lírica.

Seguro que algún día, cansado y aburrido,
encontrarás al alguien de buen parecer:
trabajo de banquero, bien retribuído,
y tu madre, con anteojos, volverá a tejer.
Malos tiempos para la lírica.

8 comentarios:

Montse dijo...

¡No sólo para la lírica!

malos tiempos, así, en general.

manuel_h dijo...

en realidad eran, aquellos, buenos tiempos

el nadador dijo...

Golpes Bajos, verdad? Qué buena era esa canción. Tengo el cassette :-) Y eso de "trabajo de banquero, bien retribuido", no sería el mejor día para airearlo.

Xurri dijo...

malos malos.. no se, parecen, pero luego el tiempo dice que en realidad eran buenos - peco de pesimista?

buenos- lo que decía, manuel

alguien me pasó una cinta a mi también en el instituto; golpes eran lo más, cuando nos pintábamos los ojos, los labios y las uñas de color negro, a juego con el total look siniestrillo-progre... aún no miro a los ojos de la gente: me da miedo, siempre mienten.

Hans dijo...

Por qué será que sabía que al tirón de este tema acabaría saliendo lo de 'No mires a los ojos de la gente'?
Aquellos eran buenos tiempos, y estos volverán a serlo. Lamentarse, llorar, no sirve para nada. Hay que actuar por esos tiempos que llegan.
Besos.

zel dijo...

Això mateix, actuar, tirar endavant, fer-se fort en les misèries, per donar coratge als qui ho són menys que nosaltres...

fra miquel dijo...

Jo també tinc (encara tinc?) una cinta de Golpes Bajos, i encara em costa mirar als ulls de la gent...
Penso que tot temps te coses bones, el de llavors i el d'ara. Tot depèn de en què ens fixem.

Xurri dijo...

Tenéis razón, todos. Todo es relativo, y nada es malo malo, ni bueno bueno. Depende, dicen. Hay gente por ahí con los ojos bonitos, y algunos no mienten. Que si no los miras no los ves.

La lírica no está muy boyante, anyway.