viernes, mayo 01, 2009

La inutilidad del raciocinio



Ninguno de los placeres que llenan los cánticos y poemas procede en origen de la racionalidad: su origen está en los sentidos, y la racionalidad los transforma, complica, dificulta, tortura y retuerce hasta convertirlos en aceptables intelectualmente.

En manos de artistas, los impulsos primarios esencialmente hedónicos deben provocar sensación de trascendencia y exquisitez, imprescindiblemente mediada por la consciencia del pesar de la pérdida, la ansiedad de la imposibilidad, el desasosiego de la imprecisión platónica, la melancolía de la imperfección, la desazón de la efemeridad, la distancia de la idolatría o la fealdad del contraste. La lucha contra el instinto. La búsqueda del instinto.

¿Es el raciocinio sinónimo de pesimismo? ¿Es la insatisfacción lo que distingue a la raza humana? ¿Echarle incansablemente agua al vino?

¿Es mucho pedir que me lobotomicen de una vez?

10 comentarios:

Emily dijo...

La eterna lucha, supongo. Has descrito muy bien lo que siente un creador. El impulso y el raciocinio supongo que también van juntos.
Va que me ofrezco para la lobotomía. Se necesita una escarpia? Primero me lo haces a mi.

skorbuto dijo...

Som una barreja de racionalitat i emocions. És cert que la racionalitat no ens dona, per si mateixa, moments de plaer, de complaença, però sense ella les emocions ens farien vulnerables.

Són dues cares de la mateixa moneda, les emocions tiren del carro, el raciocini evita que els cavalls es desboquin.

Jordi Gil dijo...

El razocinio es mas bien el intento de control de lo que se nos escapa.

Hans dijo...

'La conciencia es el peor error/pero uno no aprende, yo no voy a cambiar'.
Eso lo escribió un amigo tuyo, guitarrista por más señas, hace unos veinte años. (La primera frase era 'Dieciocho entonces/ahora veintidós/tras de nuestro ojos/ha estallado el sol') que leido suena fatal pero si le pones la música de New England (Billy BRAGG) gana cierto sentido.
Besos.

el nadador dijo...

El otro día leía en la prensa o escuchaba en la radio que existen estudios que demuestran que la etapa de mayor creatividad de nuestra vida es la niñez. En esa época es cuando somos más curiosos, cuando hacemos más preguntas, cuando estamos más inquietos intelectualmente. Luego, a medida que nos enseñan a estudiar, a razonar con lógica, a memorizar... perdemos buena parte de esa creatividad espontánea inicial y nos convertimos en meros reproductores de esquemas preestablecidos. Y cada vez le hacemos menos preguntas a la seño. Nos han domesticado. Hemos dejado de ser artistas.

Montse/Arare dijo...

Xapó, Nedador, jo anava a dir-li el mateix...
l'educació no ens deixa veure el sol (no era una cosa així?)

Sigui com sigui em quedo amb allò que deia Descartes "El corazón tiene razones que la razón no puede comprender"

Xurri dijo...

Vale, Emily, lobotomía doble con güisqui y mucho hielo. En tu casa o en la mía? Yo pongo el trépano.

Doncs mira, skorbuto, que sovint penso que el que ens fa vulnerables és la racionalitat i la mania aquesta de controlar les emocions, lligant-les ben curtes.

També em sembla sovint que bona part de les emocions negatives no són instintives ni primàries, són conseqüències de la racionalització d’emocions primàries: per exemple l’angoixa, la por a la pèrdua, el dol, la insatisfacció, la depressió… són emocions potents, força racionals i probablement inútils. La gana, la curiositat, el desig, el plaer… aquestes són primàries, i clarament útils.

La dialèctica en realitat no acaba de ser la confrontació de raó i emoció. Potser és més aviat la de raó - instint, o la de control – espontaneïtat. Buf, que em lio.

Sin duda, Jordi. Si no, de qué…

Si entre los 18 y los 22 te estalla el sol tras lo ojos, es probable que pienses que no vas a cambiar, aunque aprendas. Lo cual nos sugiere que, efectivamente, mi maño amigo guitarrista estaba y está en lo cierto. Habrá que escucharlo musicado, seguro que tiene más gancho que leído. Será una buena excusa por fin para acercarnos a un garito mod? Besos.

Y ni siquiera aprendemos a añorar el color del trigo, nadador. Vaya xusta! (que dice mi nini).

No se, Arare, igual no vemos el sol porque nos estalla tras los ojos entre los 18 y los 22. Me lo ha contado un amigo guitarrista (ver más arriba). Y si es eso?
Por cierto, que frase por frase está aquella otra, también de un maño: “El sueño de la razón produce monstruos”

pere dijo...

Sí, és mucho pedir.

Pablo dijo...

Qué bueno es volver después de dos años y ver que siguen por acá (vos y muchos de los comentaristas de antaño, que también tienen muy buenos blogs).

Por la TV argentina pasan algunos programas que creo después de un tiempo, producen un efecto similar a la lobotomía con un poco menos de riesgo pero con mucho más dolor.

Un abrazo grande! me alegra mucho haberte redescubierto!

Xurri dijo...

Vaya, hombre. Así que no cuela?

Pablo, ya ves, dos años y aquí seguimos con nuestras paridas. Los programas de aquí también pueden producir efectos cerebrales contundentes, no es mala idea una sobredosis de realitichou, lo tendré en cuenta.
Bien retornado y un abrazo grande para tí tambien!